Cuando las respuestas no llegan

Melisa, una gerente argentina de 28 años de una compañía global de carga de origen estadounidense, se comunica casi en forma diaria vía fax, teléfono e emails con colegas internacionales. Melisa suele describir su trabajo como una persona a cargo de “apagar pequeños incendios” y “encontrar soluciones creativas”. Es una empleada capaz, motivada, productiva y que es buena en lo que hace. Como sus colegas, Melisa es sumamente independiente, porque su compañía, a pesar de tener cerca de 10000 empleados en todo el mundo y más de 2 millones de dólares en ingresos, carece de algunas estructuras formales como un departamento de RRHH. Es parte de la cultura de la empresa esperar que los empleados sean creativos en la solución de problemas, que puedan pensar clara y rápidamente y que tomen las acciones necesarias para que las cosas se hagan.

La actividad actual de Melisa es comunicar, negociar y encontrar soluciones para varios aspectos de algunos nuevos procedimientos en el transporte con sus socios en Venezuela.  Realiza esto a través del teléfono y el intercambio frecuente de emails con su principal contacto venezolano, Juan Carlos. Melisa está un poco frustrada porque siente que gasta la mitad de su tiempo esperando respuestas, especialmente para las preguntas más complejas o para los cambios en los procesos. “¿Por qué son los venezolanos tan lentos?” se pregunta. “Esto es un negocio dinámico!”. Está comenzando a preguntarse si estos venezolanos están mostrando una versión de la actitud mexicana del “ahorita”.

¿Qué crees que es lo mejor que podría explicar esta situación? Acá hay 6 posibilidades:

  1. Un hombre venezolano no respeta a una colega mujer tanto como respetaría a un colega hombre.
  2. Los venezolanos pueden estar atascándose porque sienten que los argentinos son muy prepotentes o demasiado apurados.
  3. No se espera que Juan Carlos decida cosas por sí mismo cuando sus decisiones podrían afectar significativamente la manera en que sus colegas hacen sus trabajos.
  4. Las barreras del lenguaje naturalmente resultan en demoras dado que la documentación y los manuales están en inglés. Los venezolanos probablemente están traduciendo las varias comunicaciones al español antes de responder.
  5. Con frecuencia, simplemente se trata que los venezolanos no comprenden el papeleo exigido o no conocen las restricciones de carga, por lo tanto necesitan realizar una mayor investigación antes de responder.
  6. El proceso de toma de decisiones puede ser más lento para los venezolanos porque hay más comunicación entre los miembros del equipo.

Respuesta de ICEBERG Consulting:

La primera respuesta es probablemente el estereotipo más fuerte (y bastante impreciso). La segunda respuesta también es un estereotipo y si eres argentino (o anglosajón), juzgar por ti mismo su exactitud. Mientras que es verdad que las barreras del idioma (respuesta 4) y el papelerío (respuesta 5) con frecuencia conducen a demoras, las respuestas 3 y 6 pueden guiarnos hacia una mejor comprensión de las ideas más profundas sobre cómo funcionan las culturas grupales e individuales.

Melisa se siente orgullosa de que es capaz de responder inmediatamente a varias situaciones. Ha comprobado que “sabe lo que hace” y que puede accionar individualmente. Estas habilidades pueden funcionarle adecuadamente en un determinado sistema cultural como lo podría ser Estados Unidos o Canadá (y Argentina en menor medida). Sin embargo, en países que son más orientados al grupo, este tipo de autonomía laboral e iniciativa individual puede no ser tan apreciado como la habilidad para funcionar bien en un grupo o de ejecutar ordenes superiores. Las respuestas 3 y 6 se encuentran en esta línea. Posiblemente, Juan Carlos no esté autorizado para tomar decisiones o quizás simplemente se espera que involucre a sus colegas en una decisión que les va a afectar. Tan sólo no ha sido preparado para ser el empleado autónomo, dinámico y ambicioso de la misma manera que han sido sus equivalentes en otros países.

Ser conciente de los valores que rigen el comportamiento de nuestros clientes y socios internacionales, es el primer paso para poder ajustar nuestra estrategia de negociación y obtener mejores resultados.

122

También te puede interesar

2 comments on “Cuando las respuestas no llegan

No es bueno ni prudente generalizar, en la viña del señor hay de todo. Yo he tenido la oportunidad de trabajar con mucha gente muy eficiente, con sentido de la urgencia y de la realidad que han logrado posiciones importantes a nivel global. Es mejor ser concreto y referir casos particulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *