En la diversidad yace la oportunidad

La guerra por el talento diverso es una toma nueva de una vieja verdad: En la diferencia yace la posibilidad. En un mundo organizacional experimentando cambios sin precedentes es necesaria una nueva mirada sobre el impacto de la diversidad en la construcción de equipos exitosos. “Gestionar la incertidumbre” y “atraer y retener al mejor talento” son las nuevas preocupaciones principales para los líderes empresariales globales. A continuación presentamos 4 miradas diferentes aplicadas a una misma conclusión: La diversidad puede ser fuente de fortaleza competitiva.

Primera mirada: La naturaleza de la evolución

En el siglo XIX Charles Darwin se destacó por su trabajo sobre la teoría de la evolución. En el día de hoy la teoría con mayor sustento es la Síntesis Evolutiva Moderna. De acuerdo a ella la evolución consiste básicamente en los cambios en la frecuencia génica entre las generaciones, como resultado de la deriva genética, el flujo genético y la selección natural. Para que se produzca la evolución es necesario que existan dos elementos: el proceso y la variación. Donde hay un proceso, hay un método y cuando hay un método hay alguna variación. O para utilizar otra palabra, diversidad. Reasumiendo, sin diversidad, no hay cambio y por lo tanto, tampoco hay espacio para la evolución.

Segunda mirada: Las inversiones financieras

Una cartera de inversiones está compuesta por una combinación de varios instrumentos financieros, que básicamente se dividen entre dos tipos: de renta fija y renta variable. Los de renta fija aseguran un retorno “fijo” y estable al momento de invertir, pero con una rentabilidad menor que los instrumentos de renta variable, que no aseguran un retorno inicial pero puede ofrecer retornos más altos. Los especialistas financieros aseguran que una buena distribución de la cartera de inversión reparte el riesgo entre diferentes instrumentos financieros como bonos de deuda, efectivo, fondos mutuos, acciones, etc. Esta manera de diversificar la cartera de inversiones asegura mayor equilibrio del riesgo.

Tercera mirada: El Show debe continuar

Un ingeniero, sociólogo y fan de Broadway, Brian Uzzi, analizó los factores de éxito en Broadway. Tomó una serie de datos de todos los musicales de Broadway entre 1945 y 1989 y analizó los equipos que producían los musicales más exitosos: los productores, director, coreógrafos y escritores. De acuerdo a los resultados descubrió algo notable. Los equipos que nunca trabajaron juntos, por lo general tenían resultado mediocre. En el otro extremo, los equipos que antes habían trabajado juntos con éxito también tendían a producir resultados mediocres. La combinación correcta era una mezcla de los participantes que habían trabajado juntos antes y con algunas incorporaciones nuevas. De esa forma el equipo pudo contar no solo con la buena comunicación de los miembros que ya se conocían, pero también con las frescas ideas de los recién incorporados. Una vez más, donde el trabajo en equipo y la innovación son requeridos, la diversidad ha resultado beneficiosa.

Cuarta mirada: La matemática de la diversidad

El Dr. Scott E. Page utilizó un modelo matemático y casos de estudio para demostrar cómo la diversidad en el personal produce fortaleza organizacional. En sus conclusiones afirma que para resolver un problema que requiere innovación y creatividad (elementos claves en la economía de hoy), habrá mayor posibilidad de éxito con un grupo conformado con personas con capacidades diversas en comparación con un equipo compuesto de los expertos de un mismo campo. Page explica su conclusión de la siguiente manera: cada persona es como una caja de herramientas. Supongamos que en el mundo hay 50 herramientas. Cada experto probablemente domine entre 20 y 25 de estas herramientas. Sin embargo, en la actualidad, con la globalización y estandarización de la educación, muy posiblemente cada uno de los expertos domine herramientas similares. Es decir, sus habilidades se solapan. En base a esta hipótesis, dentro de un grupo de expertos habrá disponible hasta 30 o 35 de herramientas. Para tener el acceso a las demás herramientas, es importante buscarlas en otros ámbitos, ya que otros simplemente aprendieron las herramientas de otra manera. En otras palabras, la diversidad supera a la habilidad.

Creemos que la diversidad es una de las últimas fronteras de ventaja competitiva: energía sin destapar que las organizaciones inteligentes aprovechan para distanciarse de la multitud. No hay razón por la cual la diversidad debería ser aburrida – la vida no lo es, y cómo el poeta William Cowper dijo: “La variedad es el condimento de la vida, esto le da todo su sabor”.

Autor: Barbara Zielinska para ICEBERG Inteligencia Cultural

453

También te puede interesar

1 comment on “En la diversidad yace la oportunidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *