Qué hace que los equipos virtuales sean tan desafiantes

De una u otra manera, si te encuentras en una organización multinacional, ya estás en un equipo global, aunque quizás no te hayas percatado. Puedes estar pensando sobre los integrantes de tu equipo como Jack en Texas, Cristina en Madrid y Kumar en India, pero si trabajas en un proyecto a corto plazo o en un grupo permanente con personas de otros países, estás en un equipo global y dependiendo de la cantidad de miembros y la variedad de nacionalidades, tendrás más o menos dificultades.

El concepto de virtual implica interfaces y límites permeables, equipos de proyectos que rápidamente se forman, organizan y disuelven, e individuos ubicados a lo largo del tiempo, espacio y culturas. La virtualidad promete flexibilidad, respuesta, bajos costos y una mejor utilización de recursos para alcanzar los objetivos de un ambiente global cada vez más dinámico y turbulento. Sin embargo, a las resonantes promesas, también se unen una serie de desafíos que necesitan enfrentarse para maximizar los resultados positivos de la comunicación virtual. Si has trabajado alguna vez en uno, conoces cuán difícil es para un equipo de este tipo ser realmente productivo. Con la complejidad que implica trabajar con personas que viven en diferentes países, provienen de varias culturas, tienen diferentes nociones de colaboración y del uso de la tecnología para comunicarse, no es para sorprenderse que la tasa de fracaso sea muy alta.

Los equipos globales virtuales se han vuelto indispensables. Si no logran alcanzar sus objetivos, el resultado son altos costos incluyendo la pérdida del costo de oportunidad. Las investigaciones sobre equipos globales virtuales revela que:

  • enfrentan obstáculos significativamente mayores que los equipos localizados en el mismo sitio;
  • más del 50% de tales equipos fracasan en lograr sus objetivos;
  • problemas de comunicación intercultural y falta de confianza son los principales problemas;
  • las limitaciones en la comunicación virtual ayudan a crear estos problemas;
  • un equipo virtual global funciona mejor cuando sus miembros se enfocan conscientemente no solamente en sus tareas, pero también en sus relaciones.

Podemos sacar 3 conclusiones del gráfico:

  1. Los Equipos enfocados en la Tarea tienen una mayor productividad en el inicio, pero las relaciones y los conflictos culturales distraen a los miembros y socaban la confianza
  2. Los Equipos enfocados en la Tarea y las Relaciones, habiendo abordado cuestiones interpersonales y culturales en un comienzo, eventualmente sobrepasan en productividad a los equipos enfocados en la tarea.
  3. Las intervenciones en los equipos que fallan son difíciles porque el conflicto y la desconfianza causaron mucha negatividad, que debe ser superada.

La experiencia de ICEBERG Inteligencia Cultural trabajando con Equipos Globales Virtuales muestra que las razones principales de fracaso son:

  1. Las dificultades para crear relaciones positivas y de confianza a través de 3 barreras: Distancia, zonas horarias y diferencias culturales
  2. Las complicaciones derivadas del uso constante de los medios electrónicos de comunicación, que los líderes del equipo y sus miembros creen erróneamente que elimina las tres barreras.

¿Has formado parte de un equipo global virtual? ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentaste?

¿Formas parte de un Equipo Global? Entonces completa la encuesta!:

Mailchimp - Header

427

También te puede interesar

7 comments on “Qué hace que los equipos virtuales sean tan desafiantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *