Equipos chino-argentinos: Un nuevo desafío en la gestión de recursos humanos

América Latina es uno de los principales proveedores de commodities en el mundo. Es por esto que la región se ha convertido en el principal foco de atención de las empresas chinas en materia de inversiones. En el periodo junio de 2010 a mayo de 2011, las inversiones chinas en la región representaron el 36% del total de las inversiones chinas en el exterior, siendo Brasil y Argentina los principales destinatarios de dichas inversiones.

Al ser China uno de los principales socios comerciales de Argentina, es claro que el desembarco de empresas chinas en el país responde a una lógica de expansión global. Entre mayo de 2010 y agosto del 2011, empresas chinas como CNOCC, Sinopec y el banco ICBC concretaron transacciones por un monto total de aproximadamente US$ 14.000 millones. Algunas de las empresas argentinas involucradas en dichas transacciones son Pan American Energy, Occidental Argentina, ExxonMobil Argentina, Bridas Corp. y Standard Bank Argentina.

Este creciente fenómeno trae consigo grandes desafíos e implicaciones para las empresas involucradas. Percibir los beneficios empresariales y la creación de riqueza en un proceso de integración empresarial no es fácil. Esto requiere la unión de valores y líneas de pensamiento que no son fáciles de unir.

Dadas las diferencias culturales entre chinos y argentinos, la gestión de recursos humanos en las empresas fusionadas con otras empresas de origen chino, constituye uno de los principales desafíos. A través de dichas fusiones y adquisiciones, muchos profesionales chinos llegan al país con altas expectativas y con el objetivo de desarrollar nuevas habilidades. La mayoría de ellos, además de enfrentar las barreras del idioma, experimentan choques culturales intensos debido a que llegan con diferentes hábitos de comunicación y trabajo que influencian sus perspectivas sobre asuntos como los procesos de selección, la definición de roles, políticas de feedback, evaluaciones de desempeño, etc.

¿Cómo pueden las empresas establecidas en argentina lograr una integración efectiva entre los trabajadores locales y los trabajadores chinos?

El éxito de este tipo de operaciones económicas depende en gran parte de como son gestionadas las diferentes culturas nacionales y por supuesto, las diferentes culturas corporativas. Comprender la cultura china y conocer sus expectativas y preferencias culturales, es esencial para lograr un proceso de integración exitoso que minimice los choques culturales que sufren tanto los chinos al llegar al país, como los argentinos al enfrentarse con las formas de trabajo chinas.  La comprensión del guanxi, es un buen punto de partida. Además de entender la importancia de las relaciones en la sociedad china, es fundamental comprender cuál es rol de un líder y lo que se espera de él.

La construcción de confianza entre los trabajadores locales y los directivos expatriados chinos es esencial para construir un clima laboral eficiente luego de cualquier proceso de fusión o adquisición con una empresa china.

También es importante que los directivos chinos conozcan los estilos culturales de los argentinos. Sería un gran error si directivos chinos llegan a Argentina tratando de imponer sus culturas, sus valores y sus prácticas empresariales. La clave del éxito es escuchar y aprender cómo suelen operar las empresas en Argentina, definir oportunidades de mejora con la fuerza laboral argentino-china y trabajar en la gestión del cambio y en la  integración cultural efectiva con todos los empleados, tanto a nivel nacional como corporativo.

No se trata simplemente de superar las diferencias culturales en las organizaciones. Lo importante es apreciar estas diferencias y aprovecharlas para un mayor rendimiento mediante la integración de lo mejor de ambas.

¿Cómo ha sido la integración cultural de los profesionales chinos en tu empresa?

341

También te puede interesar

1 comment on “Equipos chino-argentinos: Un nuevo desafío en la gestión de recursos humanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *