Una "pequeña" recepción

Martín, un importante ejecutivo argentino de una firma multinacional de origen estadounidense, acababa de arribar a la ciudad México para comenzar uno de los más importantes desafíos de su vida profesional y personal: Liderar el cambio de cultura organizacional de una empresa mexicana tradicional recientemente adquirida por su firma. Varios de sus amigos argentinos ya le habían comentado sobre la hospitalidad mexicana y le habían advertido sobre lo picantes que podían llegar a ser algunos de sus platos más tradicionales. Su familia lo acompañaba en esta aventura que había iniciado con mucho entusiasmo e ilusión.

Sus nuevas oficinas le habían preparado una “pequeña” recepción con tacos, quesadillas, piñatasmariachis, un toro mecánico y varios presentes adicionales. Dentro de sus estándares, el evento se asemejaba más a una gran fiesta que a una pequeña recepción. Todo el equipo que iba a estar liderando se encontraba en la fiesta junto con los jefes de otros departamentos de la compañía. Mientras se acercaba la noche, la gente comenzó a bailar y con mucho agrado Martín, se unió a bailar con su equipo. Todo estaba saliendo excelente e incluso se terminaba de convencer que venir a México había sido la decisión acertada. Sin embargo, en un momento se dio cuenta que los grupos en la sala estaban claramente divididos de acuerdo a su cargo jerárquico. Incluso percibió claramente algunos signos de desaprobación por parte del personal de su mismo rango…. Algo había hecho mal.

¿Qué sucedió?

Respuesta de ICEBERG:

Algunas sociedades presentan estructuras sociales y organizaciones más estratificadas que otras, con ideas bastante definidas sobre cómo se debería interactuar entre las personas. En este tipo de sociedades, las personas en posiciones de autoridad son tratadas con mayor formalidad, respeto y deferencia. México presenta este tipo de sociedad, donde los individuos con mayor status buscan reflejarlo a través de la manera en que se visten, sus accesorios, los símbolos que lo rodean e incluso la forma de relacionarse. Aún en eventos más informales, la interacción social suele limitarse a personas con status similares.

Martín, al provenir de una sociedad más igualitaria, falló en identificar estos códigos culturales implícitos de la sociedad mexicana. Y aunque sus intenciones eran las mejores, la percepción que generó ante sus pares durante un evento informal no fue la más pertinente. Este tipo de sociedades tienden a ser más casuales, abiertas y fluidas, y creen que todos los individuos se deberían relacionar entre sí de manera similar sin importar el nivel de autoridad o posición social.

Conocer el grado de percepción de la autoridad de la cultura con la cual vas a interactuar proporciona pautas fundamentales sobre sus preferencias de comportamiento. Ignorarlas o subestimarlas puede llevarnos a dar pasos en falso que perjudiquen gravemente el desarrollo de una relación laboral o de negocios duradera.

320

También te puede interesar

3 comments on “Una "pequeña" recepción

María Cristina

Además de lo expresado creo que Martín por un momento no tuvo en cuenta la misión por la cual fue enviado a México : “Liderar el cambio de cultura organizacional de una empresa mexicana tradicional recientemente adquirida por su firma”.
Su firma es una empresa multinacional estadounidense donde este tipo de manifestaciones son prácticamente inexistentes, por lo que además de haber percibido la desaprobación de personal de su mismo rango, debe haber tenido que explicar su proceder ante sus superiores.
Es decir creo que Martín incurrió en tres errores: 1) No tener en cuenta el origen y el fin de su misión, 2) Dejar de lado, por lo menos momentaneamente, la idiosincrasia de su empleador y 3) Ignorar o desconocer las costumbres y cultura de su nuevo destino.

Muchas gracias por permitir manifestar nuestras opiniones.

Saludos

Si la Recepción hubiera sido al año en momento de evaluaciones seguramente en algo había fallado, pero si le ofrecen una Recepción de bienvenida y él es la primera vez que interactúa con todo su equipo y jefes de otros departamentos, es casi imposible tener el control de la situación en una primera vez. El hizo un estudio de campo y a partir de ahi, seguramente evaluará y trabajará con ese gran “regalo” que le hicieron al estar divida la sociedad de esa empresa.

    Marcelo Baudino Post author

    Gracias Leo por tu aporte. Concuerdo que es casi imposible dominar totalmente todos los aspectos y códigos de una cultura nueva, pero sin duda que una persona puede prepararse para minimizar las posibilidad de que surjan este tipo de choques. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *