Trabajar con otras culturas tiene sus frutos

Cada vez que tengo la posibilidad de facilitar un taller sobre Inteligencia Cultural, me gusta transmitir la idea de que las interacciones interculturales representan una maravillosa oportunidad de aprendizaje. Las personas que hemos tenido la oportunidad de vivir en otro país comprendemos y compartimos esta idea, ya que en la mayoría de los casos, hemos sido “transformados” por estas experiencias internacionales. Y a partir de ese momento, no dejamos de sacar el mayor provecho a cualquier ocasión que nos permita relacionarnos con personas de otros países, ya sea en el ámbito personal como en el profesional.

Las personas que no han vivido en el exterior y que tienen que trabajar con colegas, clientes o socios de otras culturas, no siempre perciben el mismo valor de tales interacciones interculturales. Es por esto que en cada uno de los talleres de formación, siempre me esfuerzo por hacerles experimentar a los participantes, emociones y sensaciones que sólo se viven cuando uno esta inmerso en otra cultura. Es la mejor manera de descubrir las infinitas oportunidades que surgen de cotejar distintos puntos de vistas, percepciones, ideas y demás, que las diferencias culturales nos presentan.

Pero concretamente, ¿qué beneficios podemos encontrar al trabajar con personas de otras culturas? Para responder a esta pregunta desde ICEBERG lanzamos una encuesta en nuestro grupo en Linked-in, “Profesionales Globales y Equipos Multiculturales” y los resultados fueron los siguientes:

Los beneficios de trabajar en un contexto multicultural1. Mayor creatividad e innovación (37%)

La Asociación Americana de Psicología encontró que los estudiantes que han vivido en el exterior y que se han adaptado a nuevas estructuras culturales, se encontraban mejor equipados para resolver una serie de acertijos creativos. (Leer estudio completo). Estar expuesto a un contexto internacional y diferente, contribuye a generar una mayor creatividad e innovación en las personas.

2. Intercambiar buenas prácticas e ideas (30%)

Muchas personas encuentran en la diversidad cultural, una enorme oportunidad para intercambiar buenas prácticas e ideas. Modelos, innovaciones, métodos, productos, etc. que son muy exitosos en un mercado, con el adecuado ajuste cultural, pueden también triunfar en otros países.

3. Desarrollar mayor sensibilidad cultural (23%)

Ya conocemos la importancia empresarial de contar con profesionales capaces de ser tan efectivos trabajando con otras culturas, como lo son trabajando con propios compatriotas. El estar interactuando en un ambiente multicultural nos ofrece la posibilidad de poner a prueba nuestra conciencia cultural y comprender la influencia que tiene nuestra propia cultura en nuestra manera de ver las cosas.

4. Aprender sobre otras culturas y países (6%)

La tecnología e internet se han encargado de que la información sobre otros países esté disponible a un clic de distancia. Incorporar conocimiento en estos tiempos no es un gran desafío cuando hay predisposición, lo difícil es desarrollar la empatía suficiente como para poder ajustarnos y desarrollar relaciones interculturales productivas… esto no se encuentra en la red y requiere mucha práctica.

5. Mayor tolerancia por la ambigüedad (4%)

Es quizás una de las cualidades más deseadas y necesarias en un contexto multicultural, ya que es simplemente imposible conocer e interpretar todas las variables culturales que influyen en un contacto intercultural, una negociación o un simple intercambio profesional.

¿Trabajas con personas de otros países? ¿Qué otros beneficios agregarías a la lista? (Clic to Tweet)

1138

También te puede interesar

2 comments on “Trabajar con otras culturas tiene sus frutos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *