5 cosas que no debes hacer al regresar a casa

Viviste la experiencia de tu vida en otro país… pero ahora estas de regreso en tu casa! Llegaste siendo más sofisticado, más refinado y lleno de experiencias emocionantes para compartir con tus amigos y tu familia. Sientes que de alguna manera eres una nueva persona, pero te encuentras con que todo sigue exactamente igual. Y no solo eso, todos esperan que tú también sigas igual.

Esta es una situación muy familiar para aquellos expatriados que regresan a su hogar luego de haber experimentado un estilo de vida completamente diferente en otro país. Y este proceso de repatriación no llega sin sus desafíos: ¿Cómo haces para relacionarte con “tu gente” sin parecer presuntuoso o pedante? Te presentamos 5 consejos de Colin May, un estadounidense que nunca vivió en el exterior, pero que se cansó de escuchar historias del carnaval de Brasil, el vino italiano y los partidos de rugby en Australia:

1. No sigas y sigas y sigas…

Sin duda tus amigos y tu familia estarán interesados en tu experiencia internacional, pero esto no significa que debes comenzar cada oración con un “Cuando yo estaba afuera…” seguido de una historia interminable.

2. No pretendas ser de tu país anfitrión

Está claro que pasar un semestre en otro país sin duda te ayudará a conocerlo más. Y seguramente adquiriste algunos nuevos hábitos y probaste nuevas cosas. Pero no te olvides que no se transformó en tu país nativo. Siempre tendrás la oportunidad de conectarte con personas de país anfitrión en tu propio país si te sientes nostálgico. Entre tanto, tendrás que encontrar maneras de integrar tus nuevos conocimientos en tu país mientras continúas aprendiendo sobre su cultura.

3. No enaltezcas a tus gustos

Una de las cosas más emocionantes de vivir en otro país es la exposición a gustos, perspectivas y prácticas diferentes. Incluso a veces esto te lleva a reevaluar las tuyas, desde una mayor apreciación por el café de calidad o un horror recién descubierto por la forma en que manejan los autos en tu país. A pesar de esto, muy pocos querrán escuchar tus sermones o que menosprecies sus gustos. En lugar de esto, busca maneras positivas de canalizar tus nuevos intereses y haz que tus amigos los experimenten poco a poco.

4. No alardees

Por una u otra razón, no todos tienen la posibilidad de viajar a otro país. Se te proporcionó una increíble oportunidad que no necesariamente está disponible para todos. Recuerda lo afortunado que eres por haber podido ir al exterior y sé sensible cuando cuentas las historias a tus amigos que no han podido viajar todavía.

5. No odies a tu país

Me imagino que debe ser difícil reinsertarte nuevamente al estilo de vida en tu país. Quizás sea algo aburrido, poco exótico o te cansen algunas cosas como la burocracia, el tránsito o que el bus nunca llega a tiempo. Pero también es un hecho que existen muchísimas cosas maravillosas en tu país que no deberían pasar desapercibidas. Si exploras un poco sin duda podrás encontrar infinidad de oportunidades de aprendizaje y aventura!

¿Cómo fue tu proceso de readaptación a tu país de origen? ¿Qué otros consejos agregarías en la lista?

739

También te puede interesar

7 comments on “5 cosas que no debes hacer al regresar a casa

Añadiría el de observar mucho y apuntar todo en un cuaderno para leer cada noche antes de dormirme. Para tratar de entender que es otro el que regresa y que el país de siempre también es otro. Y buscar formas de aceptación recíproca en esas otras otredades. Saludos y mis deseos de un año 2013 con salud, trabajo y alegrías.

Una de las cosas que aprendí después de la primera vez que viví en otro país, fue que a la vuelta, por más que querramos compartir toda nueestra experiencia e historias, y volvamos con todas las ansias de contar como es eso allá afuera, no debemos olvidarnos que no para todo el mundo es emocionante viajar ni tiene el significado que tiene y/o tuvo para nosotros. No debemos olvidarnos que, por más que nos hayamos ido sólo 2 meses, la vida en nuestro país de origen también continuó, y a todas esas personas que nosotros queremos contarles cómo nos fue, también les sucedieron cosas. Básicamente, olvidarnos un poco de nuestra ansiedad por compartir todo lo que vivimos y acordarnos que los que quedaron también tienen cosas para contar =)

Hace 2 meses llegue con mi familia nuevamente a mi país, después de 3 años por fuera. La verdad me ha costado mucho la adaptación ya que no teníamos planeado todavía regresar. Mi sensación es que todavía no estaba adaptada al 100% en el nuevo país, pero me ha costado todavía mas adaptarme al mío. Sin proponerlo mi mente compara todo y veo que estamos muy lejos de llegar a tener un estándar de vida como el que tuvimos alla. Y lo que antes me divertía en mi país ahora ya no lo disfruto. Todos esperan que uno siga igual que cuando me fui y se les hace exagerado que tenga estos sentimientos de ansiedad ya que fue mas el tiempo que vivi en el país que el tiempo vivido por fuera. Espero que se me pase esto pronto para poder organizarme en mi país y comenzar de nuevo con nuevas motivaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *