Lo que dice nuestra apariencia (sin nuestro permiso)

Quizás no lo sabías, pero al momento de elegir cómo vestirte, cómo peinarte o cuánto maquillaje utilizar, inconscientemente estas buscando transmitir un mensaje sobre tu propia identidad, ya sea elegancia, inteligencia, belleza, etc. Pero cuando te encuentras en otro país o eres evaluado por personas de otros países, ese mensaje no siempre se traduce de manera correcta. En una cena reciente con mayoría de sudamericanos, me encontré en medio de una conversación de mujeres colombianas y venezolanas analizando el look de sus compañeras de trabajo argentinas. La mayor diferencia radicaba en la noción de la elegancia, la cual, según las colombianas, muchas argentinas carecían de la misma. Especialmente cuando improvisaban un “rodete” (peinado que se hace trenzando el pelo y enrollándolo sobre sí mismo) en medio de una reunión o por el escaso maquillaje que usaban durante el día.

Esto me llevó a pensar si las argentinas eran en realidad más “descuidadas” en su apariencia que las colombianas. Sin embargo, la explicación más probable se encontraba en las diferentes interpretaciones sobre una determinada apariencia. ¿Cómo varía el mensaje que quieren transmitir sobre sí mismas las argentinas y las colombianas por ejemplo? Lo que queda en evidencia a través de esta pequeña anécdota es que las personas inevitablemente hacen suposiciones sobre otras basándose exclusivamente en la apariencia física. ¿Pero qué pasa cuando esas suposiciones difieren entre países? Lo usual, las personas caen en atribuciones erróneas que minan su campo de posibilidades de interacción positiva con la cultura anfitriona.

Esto lo logró comprobar Anne P. Copeland, PhD, Executive Director del The Interchange Institute en una interesante investigación sobre Los contratiempos en la presentación de identidades a través de las culturas”. Las personas transmiten señales sobre su identidad de innumerables maneras: colores claros u oscuros, un peinado bien recortado o totalmente desaliñado, vestimenta modesta o reveladora, etc. Cuando interactuamos con otras culturas, estas señales pueden ser mal interpretadas. Perder este modo de comunicación no verbal de nuestra identidad, puede ser algo perturbador, especialmente cuando nos toma por sorpresa.

Vestimenta de una mujer orientalEl estudio les pedía a los participantes que calificaran el grado de conveniencia de utilizar en una variedad de situaciones, los atuendos de 6 mujeres en fotos. Por ejemplo, qué tan apropiada era la vestimenta de una de las imágenes en una situación corporativa o en una familiar. El siguiente paso consistió en examinar la relación entre los valores culturales de los países de origen de los participantes y las calificaciones que se habían asignado a la conveniencia de utilizar en diversas situaciones los atuendos de las 6 mujeres.

Los resultados demostraron que en muchas ocasiones, lo que un individuo piensa que transmite sobre su identidad, a través de su vestimenta, su corte de cabello, o la apariencia en general, está en línea con sus valores culturales, pero suele ser mal interpretado y hasta ofensivo para otros. Existe una fuerte correlación entre los valores culturales y la evaluación que hicieron los participantes sobre lo que es apropiado utilizar en diversas situaciones. Los participantes juzgaron el grado de conveniencia con más indulgencia si provenían de culturas donde se valora la libertad individual, donde hacen hincapié en las relaciones igualitarias con compañeros y superiores, y donde se sienten cómodos con la ambigüedad. Por el contrario, calificaron el grado de conveniencia de la vestimenta más duramente si provenían de culturas donde se valora la lealtad al grupo y el respeto por las jerarquías y la edad, donde hacen juicios basados ​​en el contexto de las relaciones, y donde aprecian tener directrices claras sobre el comportamiento social.

Por lo tanto, la próxima vez que busques transmitir determinado mensaje a través de la apariencia física en otro país, no pierdas de vista el hecho de que la interpretación de la misma será realizada en base a los valores culturales de ese país. De lo contrario, podremos pasar por “descuidados” cuando en realidad queríamos transmitir “practicidad”, o de demasiados “disfrazados” cuando queríamos transmitir “elegancia”.

¿Alguna vez te vestiste de una manera inapropiada para otra cultura? ¿Cuál es la medida que utilizas para juzgar la apariencia física de un extranjero?

389

También te puede interesar

2 comments on “Lo que dice nuestra apariencia (sin nuestro permiso)

María José

Pienso tan poco en mi apariencia que si tuviera que pensarlo probablemente dejaría de ser yo. No puedo tener en cuenta lo que pensarían, pues ni yo sé lo que tengo puesto. Se que me perjudica, pero ese desapego es inseparable de mi personalidad.

Trabajando en el extranjero, en una empresa allí local… no conocía todas las peculiaridades culturales, pero en cuestión, las peculiaridades de su propia cultura de empresa, así que el personal de seguridad me paró en la entrada y al final tuve que cambiarme en casa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *