Perú en la Lupa: Sabores que conquistan al mundo

Conocido como el corazón del imperio Inca, Perú es el hogar de construcciones tan maravillosas como Cusco o las ruinas del Machu Picchu y de sabores tan particulares en su multi-premiada gastronomía nacional. Son las múltiples capas de las grandes civilizaciones que lo habitaron, lo que convierten a Perú en un país tan fascinante. En Perú se encontraba la gran capital del imperio Inca, Cusco, pero también se encontraba la sede de la corona española en América del Sur, Lima. Junto con sus miles de años de historia y con las subsiguientes migraciones de varios rincones de todo el mundo, el país se ha ido convirtiendo en un destino sumamente cosmopolita.

Perú se divide en 3 regiones predominantes. En primer lugar, un estrecho cinturón  costero, el cual es esencialmente desértico, aunque contiene la mayoría de la población peruana y sus principales autovías. Por encima de éste, las sierras andinas yacen majestuosas para ofrecer hogar a miles de indígenas del altiplano, que aún hablan quechua y conservan varias de sus formas tradicionales de vida. Y de repente, hacia el este, y varios miles de metros por debajo, se encuentra la exuberante cuenca del Amazonas que cubre la mitad de Perú, constituyendo uno de los focos de biodiversidad más importantes del mundo.

La herencia arqueológica es inmensa, y la belleza de sus paisajes naturales es extraordinaria. En sus tierras se encuentran ricos depósitos de cobre, plata, plomo, zinc, petróleo, gas natural y oro; sin embargo, a pesar de su riqueza natural, el país se encuentra aún dividido económicamente.

Estratificación: Imperio Inca y colonización española

El imperio Inca tuvo su origen en el valle del Cusco, aproximadamente entre los siglos XI y XII de nuestra era. Sin embargo, a mediados del siglo XV comenzó su expansión hasta convertirse en el Imperio más grande de América del Sur. Éste abarcó parte del sur de Ecuador, Perú, una porción del territorio de Bolivia e inclusive llegó hasta el centro de Chile y noroeste de Argentina. El Imperio tenía una organización social de forma piramidal, donde algunas pocas personas, guerreros, sacerdotes y nobleza, concentraban gran parte de la autoridad. Esta división de la sociedad se vio acentuada con la llegada de los conquistadores, donde un pequeño grupo de españoles, liderados por Francisco Pizarro, sometieron a los pueblos autóctonos.

La estratificación social de Perú permea todas las facetas de la vida. A diferencia de otras naciones del sur, como Argentina, Chile o Uruguay, la población indígena es grande. Este segmento de la población ha sido económicamente marginalizado y continúa siendo una materia pendiente en el país. Los mestizos forman el siguiente nivel. Tradicionalmente explotados por las clases dominantes, muchos tuvieron que trasladarse hacia las zonas urbanas, especialmente Lima, en búsqueda de mejores oportunidades. La clase económica más poderosa continúa siendo principalmente “los blancos”, base de las decisiones económicas del país.

La familia

La familia provee una influencia estabilizadora para sus miembros y es el centro de la estructura social. Independientemente de si conviven entre sí o no, la familia se encuentra conectada por profundos sentimientos de amor y lealtad. Entre miembros de la familia se proveen asistencia emocional y financiera. Los mayores son reverenciados por su edad y su experiencia. No es común (y a veces es deshonroso) enviar a los familiares ancianos a un asilo. Es por esto que es posible encontrar a varias generaciones conviviendo en un mismo hogar.

Anticuchos peruanos
Anticuchos peruanos

La cocina peruana

En búsqueda de algún emblema de su identidad nacional, los peruanos han descubierto que su gastronomía es más que un motivo de orgullo. La diversidad en su máxima expresión se encuentra vertida en los distintos platos de la cocina peruana. Gracias a la herencia pre-incaica, incaica y a la inmigración española, africana, chino-cantonesa, japonesa e italiana, Perú reúne, mezcla y acriolla una gastronomía y exquisitos sabores de cuatro continentes, ofreciendo una variedad inigualable e impresionante de platos típicos. Las artes culinarias peruanas están en constante evolución y éstas, sumada a la variedad de platos tradicionales, hace imposible establecer una lista completa de sus platos representativos. El 16 de octubre del 2007, la cocina peruana fue proclamada patrimonio cultural de la nación peruana. Esta declaratoria manifiesta que la cocina peruana es una expresión cultural que contribuye a consolidar la identidad de Perú.

¿Cuál es tu experiencia en la interacción con peruanos?

Estas son algunas “generalizaciones” que pueden ayudarte a comprender mejor el comportamiento que ves y observas. Aunque las generalizaciones pueden ser útiles y aplicables, también pueden ser incorrectas y perniciosas. Estas características pueden variar significativamente entre varios individuos, grupos y culturas en Perú. No asumas que describen a todos los peruanos.

393

También te puede interesar

2 comments on “Perú en la Lupa: Sabores que conquistan al mundo

Muy buen post para un delicioso viaje a Perú, La Gastronomía peruana es considerada una de las más variadas del mundo gracias a la herencia pre incaica, incaica y a la inmigración española , africana , chino, japonesa e italiana ofreciendo una variedad inigualable e impresionante de platos típicos de arte culinario peruano en constante evolución, imposible de enumerarlos en su totalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *