Tengo un jefe virtual, ¿y ahora?

Cada vez son más los profesionales que se ven involucrados en relaciones de trabajo virtuales. Separados de sus líderes y compañeros de equipo por fronteras geográficas, lingüísticas y culturales, se esfuerzan día a día para mantenerse alineados y lograr los objetivos esperados. Sin embargo, a pesar del rol protagónico que tiene un líder global en la creación de puentes de comunicación entre el equipo, es muy común que sean sus reportes quienes no realizan el esfuerzo suficiente para generar una comunicación relevante en la distancia.

Esto sucede especialmente con aquellas personas que tienen un alto nivel de independencia, ya que aprovechan la oportunidad de trabajar de manera remota para trazar su propia ruta y su propio curso de acción. Poco se esfuerzan en buscar feedback y dirección de sus líderes, lo que en muchas ocasiones termina generando falta de convergencia, pérdida de tiempo y pobres resultados. Este riesgo puede verse especialmente presente en escenarios cuyos jefes tienen estilos culturales más jerárquicos y grupales, y los reportes tienen estilos culturales más igualitarios e individuales. Por ejemplo, líderes mexicanos trabajando con reportes argentinos o líderes chinos trabajando con reportes estadounidenses.

Si bien el rol de tu líder es muy importante en la creación de un propósito común del equipo, en definitiva, es tu responsabilidad verificar que tus esfuerzos realmente están alineados con los demás y que tengas la claridad y herramientas necesarias para lograr tus objetivos en tiempo y forma. A continuación te presentamos algunos consejos para hacer más efectivo tu trabajo con jefes virtuales:

  1. Busca oportunidades para desarrollar confianza y relaciones

En los equipos globales es muy importante dar prioridad a las relaciones interpersonales. Trata de bloquear un tiempo en la agenda con tu líder en el cual tengan la oportunidad de trabajar de manera presencial, sobre todo en los inicios del equipo. Y aunque no siempre es posible acordar encuentros presenciales, es importante generar conexiones humanas a la distancia promoviendo conversaciones informales, coffee breaks virtuales o la creación de un espacio virtual común para el equipo en el que todos los miembros puedan compartir sus intereses, hobbies, ideas, etc.

Puedes descargar la Guía para construir confianza en equipos globales para aprender cómo mejorar la confianza con tus compañeros de equipo y fomentar la colaboración.o

  1. Comprométete con un uso adecuado de las herramientas virtuales

El email y la mensajería instantánea han revolucionado la comunicación en los negocios, no obstante, éstas herramientas limitan una comprensión adecuada. Según Albert Merabian, sólo un 7% del mensaje que comunica una persona está contenido en las palabras, que es lo que podemos recibir a través de un email o IM. El resto, sólo se recibe a través del lenguaje no verbal y las emociones. Es importante salir de la zona de confort en la que nos pone la tecnología hoy en día, y elegir inteligentemente cuándo es mejor levantar el teléfono, realizar un call conference o activar nuestra webcam.

  1. Sé consciente de las diferencias culturales

Si tienes un jefe virtual, es muy posible que sea de otro país, y por lo tanto tenga un estilo de liderazgo muy diferente del que se acostumbra en tu país, lo cual puede llegar a afectar tu desempeño dentro del equipo. Busca un momento para que ambos tomen consciencia de cómo son diferentes sus estilos de trabajo y de sus necesidades específicas para trabajar efectivamente. Aclaren mutuamente sus expectativas en cuanto a quién será el responsable de la toma de decisiones, como se espera que sea el manejo de reuniones, el estilo de comunicación, el seguimiento de los proyectos, la gestión del tiempo, etc.

  1. Toma responsabilidad por la comunicación

Tanto tú como tu líder son personas muy ocupadas, y es muy fácil que las actividades del día los hagan caer en el aislamiento. Indaga la agenda y las rutinas de tu líder, e identifiquen juntos momentos del día en los cuales pueden estar disponibles para conversar. Haz de cuenta que eres el único responsable de que la comunicación entre tu líder y tú funcione y crea la disciplina de tomar la iniciativa para buscar momentos de comunicación. Este punto es especialmente importante para profesionales de culturas más jerárquicas, quienes tienden a estar menos acostumbrados a buscar proactivamente a sus líderes para definir proyectos o pedir feedback.

¿Qué desafíos has experimentado al trabajar con jefes virtuales?, ¿Qué consejos agregarías a esta lista?

Sobre la autora:


round Shirley

Shirley Saenz
Intercultural Trainer en Iceberg Cultural Intelligence. Viajera y emprendedora con alma multicultural. Comprometida por una mejor comunicación entre personas de diferentes culturas.
Ver otros artículos de Shirley Saenz >>

 

CTA equipos globales

 

285

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *