El misterio de los 2 repatriados argentinos

“¿Cómo podía ser que una asignación internacional al mismo país, por el mismo tiempo, hubiese representado experiencias tan diferentes para 2 personas?” se preguntaba el gerente de desarrollo de una firma internacional. Ricardo y Mauricio acaban de regresar a la Argentina luego de vivir 2 años con sus familias en Brasil. Es verdad que ninguno de los dos había recibido un entrenamiento intercultural. Recreando las entrevistas que tuvo con cada uno, recordaba sus palabras:

Ricardo

Rapatriado frustrado“Ya no veía la hora de regresar a casa. Brasil es muy lindo, sus playas, etc., pero vivir en Sao Paulo es una tortura. El tráfico realmente te liquida. Por suerte conocí un grupo de argentinos con los que nos solíamos juntar todos los fines de semana. Hacer amigos brasileros es muy difícil, especialmente si sos argentino. Ya sabes lo que piensan de nosotros. Además es muy complicado trabajar con esta gente, porque a todo te dicen que sí y al final no hacen nada. Los argentinos cuando dicen sí es sí.”

Mauricio

Repatriado feliz“Creo que fue una de las experiencias más impactantes de mi vida. Incluso estuvimos pensando en quedarnos un tiempo más por allá. Hemos hecho muy buenos amigos y la ciudad siempre te ofrece algo nuevo para conocer y aprender. Ya puedo hablar portugués de manera fluida al igual que mi familia. La diversidad presente en el país me llevó a conocer muchas facetas de los brasileros. Esto lo vi reflejado en la dinámica de trabajo en mi equipo, el cual generó avances muy positivos. Y lo más sorprendente es que nunca aprendí tanto sobre Argentina que viviendo en otro país!”

Para reflexionar:

  1. ¿Por qué crees que Ricardo y Mauricio han vivido experiencias tan diferentes?
  2. ¿Qué pudo haber hecho Mauricio diferente a Ricardo que transformó su experiencia?
  3. ¿Qué podría haber hecho la empresa para que Ricardo esté mejor preparado antes de su asignación internacional?
Respuesta de Iceberg:

Este es uno de los casos que solemos trabajar con los futuros expatriados en nuestros programas de Integración Cultural. Una vez que lo leen, preguntamos: “¿qué tipo de comentarios te gustaría tener una vez que regreses de su asignación internacional?”. Como pueden imaginarse, la respuesta casi inmediata es: “La de Mauricio”. Ahora bien, el hecho de que Mauricio haya tenido una experiencia tan positiva mientras que Ricardo no tanto, ¿es una mera casualidad o a qué se debe?

Esto es una cuestión crítica, ya que aquellos que crean que sólo se trata de una cuestión de suerte o “sintonía” con la cultura anfitriona, poco harán para prepararse adecuadamente para la experiencia internacional. Por un lado, es verdad que para algunas personas, por cualidades innatas de su personalidad, les será más fácil adaptarse a otras culturas. Hay algunas empresas que incluso buscan identificar los rasgos de personalidad que maximizan las posibilidades de éxito en una asignación internacional, de manera de seleccionar a quién enviar al exterior. Por suerte, más allá de la personalidad, uno puede “entrenarse” para vivir una experiencia más similar a la de Mauricio.

Los programas de formación intercultural aparecen como una de las alternativas más efectivas para lograr una adaptación tranquila del expatriado y su familia al país de destino. Muchas empresas ofrecen este tipo de programas a sus futuros expatriados de manera de minimizar los costos de una asignación internacional fallida. Pero si tu empresa patrocinante no ofrece ningún tipo de entrenamiento intercultural, existen muchas alternativas para que tú mismo puedas prepararte para lidiar con los desafíos ocultas de la experiencia internacional. Para comenzar, procura responder honesta y profundamente estas 8 preguntas: http://wp.me/pD0IA-10t

¿Qué consejos le darías a un futuro expatriado para tener una experiencia internacional más similar a la de Mauricio?

91

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *