¿Qué tan importante es la familia en tu país?

Durante un taller de comunicación intercultural con personas de varios países del mundo, escuchábamos al profesor, experto en la cultura China, hablar de la importancia de la familia en ese país, y todas las responsabilidades y compromisos que asumían sus miembros para con el resto de los integrantes de la familia. Entre otras cosas, mencionaba la reverencia hacia los abuelos, la injerencia de los padres en las decisiones de sus hijos y la trascendencia de la familia extensa. Una compañera de clase estadounidense, visiblemente incómoda con lo que comentaba el profesor, me comentó al salir del aula: “Para nosotros la familia también es importante. Para mí no hay nadie más importante que mi hijo”. El mensaje que había interpretado era que en Estados Unidos no se amaba tanto a los hijos como en China, porque en su país la familia no era tan importante. Esto me llevó a reflexionar si es realmente posible afirmar que la familia es más importante en unas sociedades que en otras.

Desde que nacemos, vivimos rodeados de muchas personas, pero el primer grupo humano al que todos pertenecemos, más allá de la cultura, es la familia. Es a través de la familia por la cual los seres humanos adquieren los primeros rasgos para el desarrollo del carácter y de la identidad personal, así como los hábitos y los valores que determinarán, en un inicio, su pensamiento y su desarrollo social. Por estas razones, se la considera como una institución de gran relevancia para cualquier sociedad y su perpetuidad. No obstante, su concepción, los roles de sus miembros, las responsabilidades asumidas, su composición, el tamaño, etc. varían entre sociedades.

Para entender mejor qué diferencias podemos encontrar en la concepción de la familia entre países, analicemos los siguientes puntos:

La composición familiar

En países como Estados Unidos, Canadá y otros de Europa del norte, predomina el núcleo familiar primario: padre, madre e hijos. En otras partes del mundo, la familia extensa, incluyendo primos, tíos, abuelos, etc. también es considerada “familia”. Las interconexiones y compromisos que surgen entre ellos son tan relevantes como las que surgen entre padres e hijos. A veces algunas amistades suelen llegar al status de “miembro familiar” y ser consideradas parte de la familia.

Families in front of two different housesEl tamaño

Las familias de sociedades tradicionalmente agrícolas se caracterizan por una familia extensa amplia, ya que es preciso contar con varias personas para cultivar la tierra. Las relaciones, compromisos y deberes se profundizan por las interacciones permanentes. Por otro lado, las familias nucleares pequeñas son comunes en zonas urbanas grandes o donde la movilidad es necesaria para integrarse económicamente (cómo en las antiguas sociedades de caza y recolección). Este tipo de familias son separadas de sus parientes y el apoyo financiero y educativo queda bajo el paraguas del Estado.

La conexión padres-hijos

En algunas sociedades, como la china o la india, la familia tiene un rol central en las decisiones de sus hijos. Desde la carrera que estudiará hasta la persona con la que se casará, suelen ser decisiones compartidas entre los hijos y sus padres. En cambio, en sociedades donde se promueven valores más individuales, los mismos padres buscan estimular desde pequeños a sus hijos para que tomen sus propias decisiones en base a sus intereses personales se individuales.

Side profile of Grandfather bending down laughing with his Granddaughter in a garden.Los ancianos

En algunas sociedades, es común ver a varias generaciones viviendo bajo la misma casa. La familia asume la total responsabilidad del cuidado de los más ancianos y dejarlos en un asilo sería un hecho reprobado socialmente. Por ende, su influencia en la crianza de los niños es notable. Por su parte, la independencia personal continúa siendo algo primario en los ancianos de sociedades como la estadounidense, por lo que en caso de no poder valerse por sí mismo, es común acudir a algún tipo de apoyo profesional.

La familia, como cualquier institución social, tiende a adaptarse al contexto cultural de una sociedad. Es por ello que sus costumbres y hábitos difieren entre países. Si evaluamos los comportamientos de una familia de un país determinado, en base a los criterios que definen una “buena familia” en otra cultura, seguramente serán evaluados negativamente. Por ende, la familia en Estados Unidos no es menos importante que en China o en Argentina, sino que es igualmente importante, solo que de manera diferente.

¿Cuál es el rol de la familia en tu país? ¿Qué deberes y responsabilidades existen entre sus miembros?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

519

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *