Caso: Hipótesis sobre una respuesta demorada

Has pasado los últimos 3 días trabajando en una propuesta de ajustes a implementar en la campaña de marketing de un nuevo producto lanzado al mercado a inicios de año. Tanto el  director de México como el de Canadá están a la espera de recibir el mismo. Cuando finalmente lo envías, te sientes aliviado y ansioso a la vez, por conocer sus apreciaciones sobre el tema. Sin embargo, luego de 4 días sin recibir ninguna respuesta te comienzas a preguntar si esto es una buena o mala señal. Conversando con tu colega argentino, empiezan a deducir algunas hipótesis sobre este “silencio” en la respuesta. Tu colega menciona con bastante seguridad que “el que calla otorga”, por lo tanto significa que han estado positivamente impactados con tu reporte. Sin embargo, no te encuentras totalmente convencido y con algo de cautela, piensas que quizás en realidad no han quedado conformes con tus propuestas. ¿Deberías enviar un nuevo email consultando sus opiniones o deberías esperar una semana más hasta le reunión quincenal programada? ¿Harías algún ajuste teniendo en cuenta la nacionalidad de los gerentes?

Respuesta Iceberg:

Este tipo de dilemas suele ser muy frecuente en empresas cuyas estructuras organizacionales, conlleva trabajar coordinadamente con jefes, colegas y proveedores ubicados en distintas partes del mundo. No existe una solución mágica, ni un manual de instrucciones con “paso a paso” para interactuar efectivamente con personas de otros países. Como los comportamientos dependen del contexto, y el contexto en dónde se desarrolla una relación es infinito, cualquier consejo o “tip” sobre qué hacer y qué no hacer a la hora de trabajar con canadienses, mexicanos o cualquiera sea la nacionalidad, será incompleto, y por ende, parcialmente falso.

Lo que sí existe es un patrón para analizar correctamente la situación y poder elaborar la estrategia más adecuada teniendo en cuenta las variables culturales. Para analizar el caso, sugerimos reflexionar sobre los 2 siguientes aspectos antes de decidir un curso de acción determinado:

1. Supuestos son supuestos y nada más

Choques culturalesNuestra tendencia natural es interpretar las cosas en base a nuestras propias percepciones y a nuestra cultura. Es decir, de acuerdo a mi cultura, determinada acción puede ser algo bueno, algo malo, correcto o incorrecto. Esta interpretación es automática e inconsciente, y no está mal tenerla. Sin embargo, cuando proyectamos esta interpretación a las conductas de otras culturas, muy posiblemente estemos creando una barrera a la comunicación intercultural. Por ende, ese “silencio” en la respuesta puede tener significados muy distintos en Canadá y en México respecto a Argentina.

2. El dinamismo de las dinámicas culturales 

Como siguiente paso, necesitamos comprender los valores culturales compartidos de los mexicanos y de los canadienses, que podrían estar influyendo en este caso. Para ello debemos poder responder a preguntas como: ¿Cuál es la percepción de la autoridad y la jerarquía en México y Canadá? ¿Qué tanto se valora tomar la iniciativa en estos países? En caso de que la propuesta no les haya convencido, ¿cuál de las 2 culturas estaría más propensa a decirlo de manera directa? ¿Debería esperar los espacios formales para comunicarme como la reunión quincenal que se aproxima? ¿Qué parte de los comportamientos de sus jefes es personal de ellos y qué parte es cultural? El conocimiento sobre estás dinámicas culturales se adquiere a través de programas formales de entrenamiento intercultural.

Siguiendo este proceso, y con el objetivo de maximizar las posibilidades de obtener una buena respuesta del jefe, de nuestra recomendación sería la siguiente: Con el jefe canadiense, esperar a la reunión formal quincenal o coordinar otro espacio formal para hablar del tema si requieres respuesta anticipada. Con el jefe mexicano, cortés y formalmente hacer una llamada de seguimiento, donde puedas consultar sobre el tema y ponerte a disposición para cualquier ajuste que sea necesario.

¿Qué le recomendarías tú?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

90

También te puede interesar

1 comment on “Caso: Hipótesis sobre una respuesta demorada

María T. Ruiz-Hedstrom

Esta situación que planteas me parece un buen ejemplo de la incertidumbre que puede provocar esperar una respuesta a una propuesta, en una comunicación pluricultural. Pienso incluso que los colegas mexicano y canadiense se preguntarán, cómo doy respuesta a esta propuesta de la mejor manera? Pero para no seguir especulando lo conveniente es enviar otra comunicación que exprese estar abierto a sugerencias que formulen más adecuadamente la propuesta a los objetivos que se persiguen. Por otro lado pienso que el colaborador mexicano estará más predispuesto que el canadiense a tratar el tema telefónicamente. Hay que considerar también que una falta de respuesta puede deberse a un exceso de trabajo, más que a un desinterés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *