Los 10 mejores consejos para expatriados nostálgicos de casa

Son incontables las oportunidades y recompensas de vivir un tiempo en otro país. El sentido de la aventura, de lo nuevo, de lo diferente; puede ser realmente emocionante. Quizás hasta puedas llegar a aprender cosas que nunca hubieses aprendido de haberte quedado en tu país. Sin embargo, no podemos desestimar el hecho de que adaptarse a la vida diaria en otro país suele ocasionar un choque cultural. Además, también tienes que dejar atrás a personas que quieres mucho, como a tu familia o a tus amigos. El sentimiento de nostalgia de la vida y del hogar en tu país es bastante común en muchos expatriados. Este sentimiento puede durar desde algunas horas hasta varios meses. La buena noticia es que, además de adoptar una actitud positiva, hay algunas pequeñas estrategias que pueden ayudarte a pasar este momento:

1. Métete en la cocina

Cocinar es una excelente manera de despejar tu mente y enfocarte en cosas más lindas… como la comida! ¿Qué tal si te animas a preparar algún plato que te antoje mucho o que te recuerde a casa? O también podrías aventurarte a preparar alguna receta tradicional de tu país anfitrión! Internet puede ayudarte mucho con la receta.

2. Llama a casa

La tecnología disponible hoy en día facilita increíblemente la posibilidad de mantener el contacto con la familia y los amigos. Un WhatsApp directo y en un instante ya estas conversando con tu mejor amigo!

3. Date una descarga de adrenalina

Todos sabemos que hacer algo suficientemente estimulante te mantendrá contento por el resto del día. Cada país ofrece su propio catálogo de aventuras y actividades vivificantes. ¿Por qué no intentarlo?

4. Acude a tu turista interno

No importa si acabas de llegar al país o hace más de un año, salir de la casa a explorar la ciudad es una maravillosa forma de animarte. Sin duda existe más de una atracción turística a la cual desearías ir y nunca te has hecho el tiempo.

El turista interno5. Ejercita

Está comprobado que el ejercicio libera endorfinas… y las endorfinas te hacen feliz! Salir a caminar o correr alrededor de tu barrio, incluso perderse un poco, es una estupenda manera de explorar mientras se aprovechan los beneficios de la actividad física. También podrías mirar qué opciones de deportes te ofrece tu nuevo país… ¿fútbol? ¿Quizás cricket? ¿Qué tal tenis?

6. Comienza un Blog

Escribir es una extraordinaria manera de expresar y compartir tus sentimientos, y hasta podría ayudar a alguien más pensando en volverse un expatriado. También ayuda a que reflexiones sobre las experiencias vividas y puedas desarrollar tu sensibilidad cultural.

7. Ayuda

No importa en cuál país te encuentres, siempre existirá la posibilidad de que extiendas la mano a alguien, ya sea a un amigo o a una organización de caridad local. Nada te pondrá más contento que hacer algo altruista.

8. Consiéntete / Mímate

Tomate el resto del día sólo para relajarte y disfrutar un poco de tiempo de calidad contigo mismo. Un baño caliente, una película en el cine, una rica cena en un restaurante son algunas opciones para cuidarte a ti mismo.

9. Escucha alguna radio de tu país

En la actualidad, la mayoría de las radios tienen acceso vía internet. Por lo tanto, sintoniza alguna radio local de tu país. Si cierras los ojos, podrás sentir que nunca te fuiste!

10. Habla con alguien

Con frecuencia, la nostalgia del hogar se intensifica cuando estás teniendo un mal día, por lo que conversar con algún otro expatriado, quizás pueda ayudarte. ¡Recuerdo que esto no sólo te está pasando a ti!

¿Qué otro consejo agregarías a la lista para minimizar los sentimientos de nostalgia de nuestro país?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

436

También te puede interesar

3 comments on “Los 10 mejores consejos para expatriados nostálgicos de casa

Andrea Nogueira

Yo agregaria recordar siempre algo que parece obvio, que la adaptación es un proceso. En un lugar nuevo las cosas nos impactan como inmutables, y muchas veces tiene que ver más con la asimilación de lo nuevo que con la realidad de la ciudad.
Yo me repito como mantra ser paciente conmigo y dejarme llevar hasta acomodorame y hacer mi lugar.
Saludos!

Daniel

Mi Mayor recomendacion es que el esposo/a del expatriado tenga una ocupacion. Ya sea un trabajo, un estudio, clases de idioma, lo que sea. Hay que evitar el ocio, porque no hay peor cosa que un expatriado feliz con un esposo/a infeliz. Le hara la vida miserable. Lo he visto muchas veces en michos amigos. Y casi el 100% de las veces causa problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *