Choques culturales inesperados en equipos globales

Cuando te encuentras en un equipo global, las diferencias culturales pueden ser complejas y algunas veces hasta contradictorias. El desafío mayor es cuando la complejidad llega de maneras sorpresivas.

Recientemente he recibido una consulta de un ejecutivo de una empresa estadounidense con fuerte presencia en Canadá y Chile, y con una presencia creciente en Brasil.

“Hola Marcelo,

Luego de asistir a tu presentación en el Congreso de SIETAR Europa, he estado pensando en las barreras culturales invisibles que afectan la efectividad de mi equipo global, incluso cuando uno espera encontrar más similitudes que diferencias.

Cuando nos expandimos a Brasil, pensé que la dificultad sería la de conciliar diferencias culturales entre estadounidenses y latinoamericanos. Y es verdad que los miembros latinos de mi equipo se sienten incómodos con la manera en que los miembros canadienses y estadounidenses presentan sus desacuerdos de manera directa y franca, o su forma de dar feedback negativo. He estado trabajando con ellos para moderar sus enfoques e invertir tiempo en desarrollar una relación de confianza para trabajar más efectivamente con ellos.
Pero para mi sorpresa, los desafíos más serios en el equipo fueron entre chilenos y brasileros. Los chilenos se quejaban de que los brasileros no cumplían los procesos, que no se tomaban las cosas en serio y parecían actuar en medio del caos. Los brasileros, por su parte, se quejaban que los chilenos eran demasiado rígidos, cuadrados y muy poco flexibles. No sólo que estos dos grupos latinoamericanos tenían dificultades en trabajar en conjunto, pero en muchas cosas los chilenos se comportaban más cómo los estadounidenses que como los brasileros; algo que nunca habría anticipado.

Apreciaría tus sugerencias”

Este caso es muy representativo de algunos desafíos que enfrentan no solo los europeos o norteamericanos a la hora de trabajar con distintos países de América Latina, sino también entre los mismos latinoamericanos. Sin los supuestos y prejuicios de que América Latina presenta una única entidad cultural, y, conociendo las diferencias culturales existentes entre países de la región, hubiese sido posible anticipar estos obstáculos, y preparar adecuadamente al equipo para lidiar con ellos. Brasil y Chile presentan claras diferencias culturales que derivan en distintos estilos de liderazgo y de comunicación, y diferentes percepciones sobre las reglas. De hecho, cuando utilizamos algunos de nuestros modelos comparativos de diferencias culturales, las diferencias entre estas culturas queda evidenciada en varias categorías. Si asumimos similitudes en lugar de diferencias, nos será mucho más difícil detectarlas cuando se presenten, minimizando nuestras posibilidades de poder gestionarlas proactivamente para evitar choques culturales (como terminó sucediendo); o de transformarlas en fuente de innovación y mejores resultados.

¿Qué hay de tu equipo global? ¿Cómo podrías detectar diferencias culturales con anticipación de manera de gestionarlas adecuadamente?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

95

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *