¿Qué tipo de cultura estás creando?

La cultura está en cambio y transformación constante. Fenómenos diarios sociales, económicos, políticos, ambientales, geográficos, religiosos, entre otros, van dando forma al sistema de valores y de creencias de nuestro grupo social. Pero el lenguaje, juega un rol fundamental en la creación de nuestra cultura, de nuestros paradigmas y nuestras formas de ver el mundo; y es el elemento sobre el cual queremos desafiar al lector en esta ocasión.

“El lenguaje es la llave al corazón de la cultura”. El lenguaje es más que una herramienta de comunicación. Éste refleja las creencias, expectativas y percepciones de quienes lo hablan, tal como lo hemos presentado en artículos anteriores como “idiomas diferentes, mundos diferentes”  y “las habilidades que heredamos de nuestro idioma”.

Diferentes investigaciones han demostrado que tanto las estructuras gramaticales como el vocabulario que utilizamos en nuestro lenguaje, reflejan nuestra cultura y al mismo tiempo la crean diariamente. Lo que expresamos influencia directamente nuestra forma de ver las cosas, de percibir a los otros y de interactuar con los otros. Puede limitar o facilitar una relación de colaboración con personas de otras culturas o grupos sociales, puede generar y diseminar sentimientos y comportamientos de odio, rechazo, discriminación o violencia,  o simplemente estimular o desestimular nuestro compromiso en la resolución de conflictos. Por ejemplo, si alguien se refiere hacia un grupo cultural con palabras como terroristas o ladrones, probablemente lance acciones violentas en contra de éste creyendo que lo que hace no es violencia. Si un hombre cree que la mujer es inferior y que es de su propiedad, la va a violentar creyendo que lo que hace no es violencia. Si alguien cree que hay una raza inferior o que otra huele mal, muy posiblemente esté cometiendo acciones discriminatorias creyendo que lo que hace no es discriminar. Si alguien cree que las personas de determinado país son vagas, lentas o arrogantes, evitará incluirlos en sus equipos de trabajo creyendo que esto no es exclusión.

Seguramente te has puesto a pensar en el país que quieres dejar para tus hijos, y en los valores que lo caracterizarían. ¿Ahora bien, te has puesto a pensar de manera consciente en el impacto que este está generando el lenguaje que utilizas en tu forma de ver el mundo y en la de los demás? ¿Con que palabras te expresas hacia las personas del otro género? ¿Hacia las personas de orientación sexual, capacidades, edad, religión, cultura diferente? ¿Reflejan tus palabras y tu forma de comunicarte los valores que quieres promover en tu familia?, ¿en tu ciudad?, ¿en tu país?, ¿en tu organización?

El lenguaje es quizás el instrumento más poderoso para ajustar las comunidades a las realidades sociales. “Des-automatizarlo” es un esfuerzo colectivo que puede llevarnos a pensar de manera diferente sobre los distintos fenómenos que atraviesan nuestra sociedad y a crear la cultura que queremos crear. ¿Te animas?

Por Shirley Saenz
Consultora y formadora intercultural
Linkedin: https://co.linkedin.com/in/shirleyjsaenz

173

También te puede interesar

2 comments on “¿Qué tipo de cultura estás creando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *