Los 7 hábitos del expatriado feliz en América Latina

Pocas cosas se comparan con la aventura de irse a vivir a otro país. Desde el momento en que te subes al avión, tu realidad se transforma totalmente y tu vida también. Pero la dirección a la cual se dirija ese avión, sin duda marcará una enorme diferencia en la experiencia. Cada rincón del planeta ofrece un enorme menú de oportunidades, desafíos, encuentros, contradicciones, dilemas, etc. América Latina, con su increíble diversidad cultural, es capaz de marcar la diferencia para cualquier persona que decida hacer de ella su hogar.

Para que tu experiencia sea lo más significativa posible, hemos desarrollado esta breve lista con 7 hábitos que creemos que pueden contribuir a la felicidad de un expatriado en América Latina. Ya sea que seas europeo, estadounidense, canadiense, asiático, africano o incluso un mismo latinoamericano, si logras desarrollar estos 7 hábitos en tu vida en América Latina, estarás mucho más cerca de entender y apreciar la auténtica cultura local. Un expatriado feliz en Latinoamérica…

  1. Comprende que cada país de la región es único: Cada país de la región ha atravesado una serie de experiencias históricas que han creado culturas propias, únicas y especiales. Interactuar con argentinos será una experiencia muy diferente a interactuar con mexicanos, colombianos, bolivianos o panameños. Sin comprender esto, estaremos limitando nuestras posibilidades de aprender cosas distintas de cada país.

Diversidad Cultural en América Latina

  1. Sabe que no todos hablan español, y los que sí lo hablan, no es el mismo español: En América Latina hay países que hablan Español, Francés y Portugués, pero también se hablan muchas lenguas indígenas como Aimara, Quechua, Guaraní, Etc. Pero incluso en el español hablado en América Latina podemos encontrar palabras únicas e intraducibles, estructuras gramaticales diferentes, frases inexplicables sin contexto, y hasta distintas formas y tonalidades para decir las cosas. Todo varía entre país y país y aunque todos hablamos español, un expatriado feliz en América Latina sabe que tendrá que adaptarse al español del país donde vaya, y que podrá disfrutar y divertirse con una infinidad de palabras nuevas.
  1. Acepta que a veces algunas cosas no van a funcionar como en su país: Especialmente para expatriados llegando de países desarrollados, pero también aplica para latinoamericanos. Hay veces que la luz se irá, o el metro/subte no estará funcionando y llegarás más tarde al trabajo. Otras veces tus amigos te harán esperar más de la cuenta para una reunión o quizás veas más basura en la calle de la que estás acostumbrado en tu país. El expatriado feliz acepta que en América Latina no todo puede preverse y planificarse con exactitud, y desarrollan cierto grado de flexibilidad para adaptarse a cambios inesperados.

Diversidad Cultural en América Latina

  1. No le tiene miedo a la inseguridad, aunque toma precauciones: Llegar con miedo a América Latina posiblemente es el mayor error que puede cometer un expatriado. Un expatriado feliz entiende que hay problemas de inseguridad en la región, pero en lugar de encerrarse en su propia burbuja de expatriado o evitar salir a cualquier lado por temor, toma las precauciones necesarias para poder tener una vida normal y venturosa.
  1. Tiene alma de aventurero y busca conocer la América Latina profunda. Cada país de América Latina tiene tantas caras como grupos étnicos, sociales y culturales existen. Sin embargo, muchos expatriados sólo se limitan a interactuar con sólo una de estas caras, probablemente la más similar a la de ellos. América Latina ofrece una infinidad de lugares para descubrir, personas para conocer, charlas para compartir, nuevos puntos de vistas para aprender. Un expatriado feliz busca, explora, pregunta y aprende de la enorme diversidad latinoamericana.

Diversidad Cultural en América Latina

  1. No se deprime por la pobreza, corrupción y desigualdad. Llorar, quejarse o simplemente decepcionarse por alguno de los principales desafíos que enfrenta la región, no va a generar ningún cambio. Un expatriado feliz busca entender las verdaderas causas de estos problemas (sin necesariamente aceptarlo), de manera de analizar cómo puede contribuir a generar un verdadero cambio sustentable. También comprender que es un tema más complejo como para solucionarse con la primera idea que se les ocurra. Las cosas no se cambian de un día para otro.
  1. Experimenta, baila, juega y se divierte. Desde probar un plato exótico de las sierras del Perú, hasta bailar desenfrenadamente salsa en Cali, Colombia; o hasta de asistir a un clásico del fútbol entre Boca y River en la Bombonera en Buenos Aires, Argentina; América Latina te ofrece una amplia gama de oportunidades para vivir la vida al máximo llevando tus sentidos y emociones a un nivel que quizás nunca antes lo hiciste. Esto hace un expatriado feliz en América Latina.

¿Qué otros hábitos agregarías a la lista para ser feliz un expatriado en América Latina?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

586

También te puede interesar

1 comment on “Los 7 hábitos del expatriado feliz en América Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *