La fórmula global de la innovación global: benchmarking + diversidad

No hay duda, las organizaciones de hoy necesitan grandes cantidades de innovación para ser exitosas en el mercado global. Y necesitan además crear los procesos y las estructuras que faciliten la generación de ideas y su respectiva implementación.

Una de las prácticas más comunes para instalar a la innovación en el día a día de una compañía es el benchmarking con organizaciones internacionales. Sin embargo, muchas compañías fracasan en sus esfuerzos por generar una cultura de innovación, justamente por que tratan de importar un modelo de innovación basado en un benchmark de otra cultura. Por lo visto, una receta extranjera para la innovación, no necesariamente encaja con la cultura, situación, circunstancias e historia particular de la compañía.

Si bien el benchmarking es muy útil en estos casos, es indispensable pensar en los posibles obstáculos culturales que se pueden enfrentar en mi compañía al querer adoptar ciertas prácticas, y en adaptarlas previamente. Por ejemplo, prácticas comunes que vienen de compañías con culturas de orientación igualitaria, tienden a enfatizar la importancia “acabar con las estructuras jerárquicas”, fomentando la informalidad y el trato igualitario entre gerentes y subordinados. Pero esto no es fácil de lograr en las personas que han nacido y crecido en culturas con valores jerárquicos. Se les está pidiendo que actúen como lo que no son, y por ende, no estaríamos valorando la diversidad que tanto decimos hoy que genera innovación. Con frecuencia, durante el proceso los valores corporativos y también el discurso de los directivos, pero las practicas gerenciales que limitan la innovación, no.

Por ejemplo, una práctica eficiente para promover que las personas generen y aporten ideas rápidamente, en una compañía en la que por cuestiones culturales un empleado junior no se atreve a expresar sus ideas frente a sus jefes o personas mayores, y en la que los empleados con más experiencia o los gerentes no son muy receptivos a las ideas de los empleados más jóvenes, puede ser simplemente, hacer uso del sistema de valores jerárquico para generar innovación. Es decir, incentivar a los directivos, gerentes y líderes, a demandar innovación de sus subordinados. En otras palabras, que les pidan o den la instrucción inventar un nuevo producto o una nueva solución. De esta manera, se hace uso tanto de los recursos como de las voces de autoridad para generar innovación. Se trata simplemente de apalancarse en las diferencias culturales.

¿Qué obstáculos has encontrado en el desarrollo de prácticas para la innovación en tu organización? ¿Qué tipo de prácticas o estrategias has implementado?

Por Shirley Saenz
Consultora y formadora intercultural
Linkedin: https://co.linkedin.com/in/shirleyjsaenz

88

También te puede interesar

1 comment on “La fórmula global de la innovación global: benchmarking + diversidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *