La tiranía del idioma en los equipos multiculturales

Una buena comunicación entre colegas del trabajo lleva a un efectivo intercambio de conocimientos, toma de decisiones, coordinación, y por último, resultados de desempeño. Ahora bien, ¿qué sucede cuando en un equipo global las personas tienen diferentes niveles de fluidez en el idioma en común escogido? Simple, termina sufriendo la calidad de la comunicación. Los miembros del equipo que puedan comunicarse mejor en la lengua franca de la organización (por lo general inglés) suelen ejercer la mayor influencia, mientras que aquellos que menos dominan ese idioma, con frecuencia se inhiben y se retraen. La “tiranía” del idioma en los equipos globales se hace presente.

A la hora de trabajar en un equipo global, casi siempre podemos encontrar algunas personas que suelen monopolizar la conversación por la fluidez en el manejo de la lengua, mientras que otros apenas expresan algunas palabras. Casi por inercia, nuestra evaluación de los más participativos es positiva, mientras que solemos juzgar a los demás como desinteresados, tímidos o simplemente inexpertos. En otras palabras, solemos evaluar el talento y el desempeño casi exclusivamente en base al manejo del idioma. Para mitigar estos efectos negativos en parte del equipo (por lo general la mayor parte), Tsedal Neeley nos comparte 3 reglas básicas de comunicación en las reuniones que deben ser respetadas por todos los miembros del equipo:

Para miembros con dominio del idioma

Tarea: Reducir la dominancia

Los hablantes fluidos deben trabajar para disminuir el ritmo de su conversación y utilizar menos modismos, jergas y referencias culturales rebuscadas cuando se dirijan al grupo. Deberían limitar el número de comentarios que hacen dentro de un lapso de tiempo determinado, dependiendo del ritmo y el tema de la reunión. También deberían buscar activamente confirmación de que han sido entendidos, y deberían practicar la escucha activa parafraseando los comentarios de otros para clarificación.

Para miembros con menos dominio del idioma

Tarea: Aumentar el compromiso

english-signLos hablantes menos fluidos deberían vigilar la frecuencia de sus respuestas en las reuniones para asegurarse de que están contribuyendo. En algunos casos, puede ser útil pedirles que establezcan objetivos por el número de comentarios que hacen dentro de un período dado. No les permitas utilizar su propio lenguaje y que alguien les traduzca, porque puede apartar a otros. Al igual que los hablantes fluidos, los miembros del equipo que son menos competentes en el idioma deben siempre confirmar que han sido entendidos. Anímalos a preguntar rutinariamente si los demás los están siguiendo. Similarmente, cuando están escuchando, deberían tener la posibilidad (y la autoridad) de decir que no han comprendido algo. Puede ser difícil para hablantes no nativos hacer este salto, sin embargo, si logran hacerlo evitarán ser marginalizados.

Para los líderes del equipo

Tarea: Balancear la participación para asegurar la inclusión

Alcanzar acuerdos sobre buenas conductas de conversación es la parte sencilla; lograr que las conductas efectivamente ocurran exige una gestión activa. Los líderes de los equipos globales deben hacer un seguimiento de quienes están y no están contribuyendo, y deliberadamente solicitar participación de los hablantes con menor fluidez. A veces podría ser necesario solicitar a los hablantes nativos que esperen un momento para lograr que las propuestas y perspectivas de los hablantes menos fluidos sean escuchadas.

El principal beneficiario de estas 3 reglas de comunicación es el equipo. En tiempos donde las compañías cada vez confían más en una fuerza laboral geográficamente dispersa para triunfar en la economía global, los equipos globales no se pueden dar el lujo de desperdiciar parte de su talento simplemente por no haber creado las reglas de convivencia necesarias para que todos puedan comunicarse efectivamente en un idioma que para algunos es natural y para otros no. No permitas que el idioma común del equipo se convierta en un tirano en contra de la efectividad grupal.

¿Cómo gestionan en tu equipo la brecha de fluidez en el idioma común?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

264

También te puede interesar

3 comments on “La tiranía del idioma en los equipos multiculturales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *