Las eternas rivalidades Latinoamericanas

A muchos guatemaltecos no les gustan los mexicanos, aun cuando muchos de ellos quieren cruzar la frontera hacia México para mejorar sus estándares de vida. Algunos argentinos aún están enojados con los chilenos por no haber apoyado a la Argentina durante la Guerra de las Malvinas, por más que, al igual que en Argentina, en Chile había una dictadura, es decir, los gobernantes de turno no eran una representación directa del pueblo. En Venezuela no quería a los colombianos porque siempre cruzaban la frontera para venirles a “robar” sus trabajos. Ahora que sucede al revés, el resentimiento también parece haberse trasladado. Una gran mayoría de brasileros apoyaban a muerte a Alemania en la final de la copa del mundo contra Argentina, por más que hacía sólo unos días que Alemania había humillado a Brasil 7 a 1. “¿Quién se iba a aguantar a los argentinos si ganaban en tierra brasilera?”, pensaban. Una empresa internacional de origen peruana se niega a promover a un chileno para su comisión directiva… “¿Cómo puede ser que un chileno dirija el futuro de una empresa peruana?”, se preguntaban. Parece ser que las secuelas de la guerra del Pacífico aun hacen estrago en sus subconscientes.

La rivalidades entre países latinoamericanos encuentran su origen en enfrentamientos históricos, en competencias deportivas o en estereotipos calados en lo más profundo de la conciencia colectiva. El sueño de la “patria grande” de Simón Bolívar, aún está muy distante. Estas rivalidades trascienden la cultura popular y se convierten en una realidad del trabajo diario de muchas empresas que operan en la región. Los grandes perdedores de estos enfrentamientos terminan siendo los mismos latinoamericanos, quienes muchas veces colaboran más concienzudamente con personas de otros países que con sus propios hermanos de la región.

Ahora bien, si conocemos con cuales países están más inclinados a confiar las personas de determinado país, podemos anticipar resistencias o potenciales choques culturales. A través de una encuesta lanzada por Iceberg Inteligencia Cultural, pudimos conocer las percepciones que tienen los Latinoamericanos sobre otros Latinoamericanos. A la hora de responder sobre en quiénes confían más y en quiénes menos, estos fueron los resultados preliminares:

Confiabilidad

Sorprende ver a México entre los países más mencionados como menos confiables. Es en México donde justamente se ubican las oficinas regionales de muchas empresas multinacionales. Su necesidad de liderar procesos y proyectos en toda la región, pone mayor énfasis en la necesidad de desarrollar competencias interculturales para interactuar efectivamente con otros latinoamericanos y lograr mayores niveles de colaboración.

¿Qué conclusiones puedes extraer del gráfico? ¿Te sorprende alguno de los resultados?

1068

También te puede interesar

1 comment on “Las eternas rivalidades Latinoamericanas

Mañungo

Buenos días. Soy un chileno que vive hace muchos años en Brasil. En mi opinión, me sorprendo que tanto brasileños como argentinos no se fíen de mexicanos ya que poca interacción existe dada la distancia y la poca presencia de mexicanos en sudamérica; quizás fueron opiniones coletadas en EEUU…A Brasil es difícil considerarlo como un todo dada las grandes diferencias culturales de cada región de ese país. Como chileno acepto al uruguayo como es más confiable pero no me fío mucho de los brasileños del norte-nordeste. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *