Sobre “lógicas” latinas y japonesas

En los últimos días estuve viendo que varias personas compartían en las redes sociales la siguiente imagen:

Lógica

Como era de esperarse, las reacciones fueron variadas, desde los que se sintieron totalmente identificados con la comparación y la utilizaron como excusa del subdesarrollo de América Latina, hasta los que se sintieron ofendidos por una frase aparentemente malintencionada, prejuiciosa y discriminativa. Entendiendo que el lenguaje juega un rol fundamental en la creación de una cultura, de sus paradigmas y sus formas de ver el mundo; ¿cómo podemos analizar a esta comparación de manera consciente? Propongo 4 pasos simples:

  1. ¿Cuál es la base de la generalización?

En la imagen vemos que “Jerry” fue el autor de la comparación. Googleando un poco descubrí que la misma también se atribuye a un tal Candidman. Sin embargo, no hay referencias, estudios, investigaciones que la sostengan, más allá de una “leyenda popular” o simplemente una opinión personal. Esta ausencia de referencias serias que le otorguen credibilidad, es el primer indicio para ponerla en duda.

  1. ¿Se trata de una generalización o un estereotipo?

A la hora de hacer una generalización sobre una cultura, ya sea la estadounidense, la japonesa, la mexicana o cualquier otra, uno debe tener cuidado en no caer en estereotipos. Cuando tomamos una generalización y la aplicamos indiscriminadamente a los individuos de un grupo, entonces estamos estereotipando. Los estereotipos pueden ser contraproducentes y son justamente las razones por la que muchas personas no se sienten cómodas con las generalizaciones. Hablar de un grupo tan grande cómo “los latinos” es una invitación a la inexactitud.

  1. ¿Cuál es la intención de la generalización?

Las generalizaciones pueden ser un medio para perpetuar determinada creencia sobre un grupo de personas. Con intenciones perversas y a fuerza de la repetición, se van instalando determinadas “verdades” sobre ciertos grupos culturales. Piensa cómo suelen describirse como “vagos” a varias tribus de aborígenes de América Latina. Este es un claro ejemplo en donde las generalizaciones negativas son usadas para influenciar a un grupo en particular. Estas tácticas pueden ser muy peligrosas e increíblemente injustas.

  1. ¿Qué grado de sensibilidad cultural refleja?

El hecho que muchos latinoamericanos la compartan convencidos de su veracidad, sin realizar ningún tipo de cuestionamientos e idealizando al extranjero (en este caso japoneses), es una clara muestra de etnocentrismo reverso. De acuerdo a Milton Bennett, el etnocentrismo reverso implica un muy bajo grado de sensibilidad intercultural, ya que la persona considera  a las diferencias culturales un problema del cual tiene que defenderse. Desgraciadamente el problema en este caso es la cultura propia, la cual hay que cambiar. Hemos escrito al respecto en el artículo “La descolonización pendiente de América Latina”.

La diversidad de culturas nos ofrece una oportunidad única de aprender y enriquecernos. Sin duda la cultura japonesa tiene varias cosas increíbles que vale la pena admirar y aprender. Sin embargo, no debemos caer en el error de creernos menos que otros y de subestimar nuestras propias capacidades, valores y actitudes. La cultura latina, con toda su diversidad interna, es igual de legítima, valiosa y admirable que cualquier otra cultura del mundo.

¿Qué opinas del contenido de la foto? ¿Qué análisis adicionales se podrían hacer?

Por Marcelo Baudino
Consultor y formador intercultural en América Latina
LinkedIn Profile

907

También te puede interesar

1 comment on “Sobre “lógicas” latinas y japonesas

Hola Marcelo. Estoy encantada de que, estando dedicado a temas culturales del mundo, hayas escrito un artículo específicamente dedicado a la viralidad de una opinión. Lastimosamente, lo has dicho, opiniones personales que no se analizan ni ponen a prueba su veracidad, a fuerza de repetición y multiplicación se tornan falsas verdades . Gracias por tu artículo, como en todos los casos, muy apreciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *