La comunicación indirecta también tiene sus ventajas

¿Cuál es la mejor manera de comunicarse? Aunque la respuesta adecuada a esta pregunta sería un gran “depende” (de la cultura con la cultural interactúas por ejemplo), parece existir un acuerdo generalizado que considera definitivamente superior a la comunicación directa: decir lo que uno piensa de manera clara, honesta y concisa. La comunicación indirecta, en cambio, tiene una mala reputación por ser débil, deshonesta, ineficiente, etc. Es frecuente escuchar frases sentenciadoras como:

  • Si no expresa claramente lo que piensa, es su problema
  • Todo sería más simple si todos habláramos más directamente
  • ¿Cómo puedo adivinar lo que piensas si no lo dices tal cual?!

Con el ánimo de aventurarnos en el mundo de la comunicación de más de 4000 millones de personas en el mundo, imaginémonos por un momento las ventajas y beneficios de comunicarse de manera indirecta. Quizás de esta manera descubramos que existen buenas razones para aprender a hablar e interpretar una comunicación indirecta:

1. Existe un componente artístico en la comunicación indirecta. Estamos acostumbrados a las recetas tipo “2 + 2 = 4”, donde se puede elaborar una estrategia clara y pragmática siguiendo una cantidad X de pasos. La comunicación indirecta, en cambio, es como una artesanía que no puedes doblegar con la fuerza bruta. Exige habilidad, paciencia y un cierto grado de suavidad.

2. La comunicación indirecta te ayuda a no meter la pata. Una de las principales ventajas de la comunicación indirecta es que te permite “editar mientras hablas”. Tienes la posibilidad de ajustar constantemente el mensaje dependiendo del feedback que recibes, y no necesitas “revelar tus cartas” hasta el final. Si tu primera sugerencia provoca una respuesta negativa, puedes ajustarla en el momento sin decir nada sin sentido.

3. La comunicación indirecta te puede salvar de situaciones delicadas. Imagínate que tu jefe te pide una opinión sobre un proyecto comercial. Tu jefe ha propuesto el proyecto totalmente convencido del mismo. Tú, en cambio, estás casi seguro que puede ser un desastre. La respuesta directa sería: “No creo que deberíamos avanzar con el proyecto”. Si tu jefe proviene de una cultura que valora la comunicación indirecta, quizás esto no sea la mejor alternativa. Alternativamente se podría responder: “Dado la envergadura del proyecto y su potencial impacto en el negocio, deberíamos asegurarnos de obtener diferentes perspectivas. No me gustaría que sólo confíe en mi opinión, ya que posiblemente lo haga desde el punto de vista financiero. ¿Y si le consultamos también a Francisco y Alejandra?”. La comunicación indirecta te permite dar un mensaje directo, envuelto en un paquete fácil de digerir. Puedes comunicar honestamente tus sentimientos, y al mismo tiempo no ganarte nuevos enemigos.

Comunicación indirecta 2

4. La comunicación indirecta tiene muchos niveles. Presta atención a la siguiente respuesta indirecta al pedido del jefe sobre los avances de una presentación: “Sí, se encuentra bastante bien por el momento. Tengo algunas preguntas sobre ciertos números específicos, los cuales me gustaría analizarlos con usted, pero dado los recientes eventos, creo que estamos donde deberíamos estar”. ¿Qué interpretas de la respuesta? En una sola afirmación, la persona tranquilizó a su jefe, le pidió ayuda, le dijo que la presentación está estancada, se quejó de sucesos actuales, justificó por qué se retrasará, y lo preparó para una entrega tardía (asumiendo claro que el jefe comprende a la comunicación indirecta). ¿Cómo dirías lo mismo de manera directa?

5. La comunicación indirecta te obliga a ir un poco más allá del mensaje expresado. La excusa de “Nunca me dijiste que necesitabas que te ayudara” no debería ser válida en el mundo empresarial global. La tendencia actual es a confiar demasiado en la comunicación escrita, lo cual lleva implícito la idea de que el único mensaje que existe es el escrito. Una vez que aprendas a utilizar e interpretar a la comunicación indirecta, comenzarás a descubrir un mundo de significados mucho más amplio que sólo el mensaje verbal.

Resumiendo, si no eres capaz de interpretar que tu colega indio sugiere que no habrá suficiente tiempo para completar un proyecto, no sólo habrás cometido un error de  planificación, sino que también demostrarás una enorme brecha de entendimiento con la cultura india (o de cualquier cultura con la que interactúes). Tu habilidad para actuar efectivamente en esa cultura debería ser puesta bajo consideración.

¿Qué otros beneficios agregarías? ¿Cómo puedes aprender a interpretar correctamente a quienes se comunican de manera indirecta?

Marcelo Baudino - 2
Marcelo Baudino

Consultor y formador intercultural en América Latina
https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

 

 

 

2807

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *