Kintsugi, alcanzando la perfección a través de la imperfección

Cuándo algo se rompe, ¿qué haces? ¿Lo tiras y reemplazas con algo nuevo? ¿O intentas arreglarlo de manera de formar algo diferente y hermoso? Si haces lo segundo, sin darte cuenta estás practicando el Kintsugi, una práctica que en Japón transformaron en arte y que, de alguna manera, nos dice mucho sobre su cultura.

En lugar de tirar las piezas de una jarra o vasija rota, las piezas se unen nuevamente con costuras de oro. De hecho, la palabra kintsugi significa literalmente “carpintería de oro”, aunque en la actualidad los artesanos utilizan una variedad de materiales para conectar a las piezas. Cada uno de estos objetos no es solamente reparado, sino que es transformado en piezas de arte. A diferencia de lo que uno podría llegar a imaginarse, en el kintsugi, las grietas se destacan en lugar de ocultarse.

kintsugi-arte

Esta práctica está alineada con la filosofía japonesa de abrazar lo defectuoso e imperfecto. El pensamiento profundo es que las grietas contienen una historia más allá de lo nuevo, por ende, el objeto es incluso más bello. Esto parece ir en contramano con los mandatos sociales actuales, donde lo nuevo representa lo “mejorado” y lo antiguo es rechazado. Las arrugas en las caras deben cubrirse (u operarse), la ingeniería genética produce alimentos estéticamente atractivos, la perfección parece ser una obligación.

arrugas-varias

El kintsugi puede ser aplicado a todos nosotros al encontrar fortaleza y belleza en cada una de nuestras heridas. En cada uno de nuestros sufrimientos, penas y heridas con el paso del tiempo, existe la posibilidad de extraer un sentido y aprendizaje más profundo, de recuperarse y hacerse incluso más fuerte. La imperfección es simplemente parte del ser.

¿Qué opinas de la filosofía de esta práctica japonesa? ¿Cómo puedas aplicarla en tu vida diaria?

Marcelo Baudino - 2


Marcelo Baudino
Director de Iceberg Inteligencia Cultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

411

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *