Anécdotas de autoboicot latinoamericano

Colón no descubrió América. Sin una lectura más profunda y amplia sobre el choque de culturas sucedido ante la llegada de los europeos, las conclusiones que podemos extraer de este momento histórico, pueden ser catastróficas para la valoración de la propia cultura. Ni fuimos rescatados, ni fuimos salvados, ni mucho menos, “descubiertos”. Sin embargo, esta creencia continúa impresa en el subconsciente de los originarios de la región, y de alguna manera, representa un auto-boicot a las oportunidades de éxito en un contexto global.

 

Rosalba Campra, catedrática de literatura hispanoamericana en la Universidad de Roma, afirma que el complejo de inferioridad del latinoamericano, o de ciertos latinoamericanos, nace de un saqueo metafísico permanente que la conquista ha ejercido sobre nosotros, desde hace más de 400 años. “Desde hace 400 años, los conquistadores europeos discuten sobre nuestra identidad, repitiendo que no tenemos alma, que somos animales. De esta manera lograron convencernos que éramos inferiores.

Leer “La descolonización pendiente de América Latina“.

Cuando el mundo piensa en América Latina (incluidos los propios latinoamericanos), no suele relacionarla con ciencia, tecnología, arte ni filosofía; pero sí se relaciona con atraso, corrupción,  devoción religiosa y actitud conservadora. Ahora bien: ¿de dónde sale esta cosmovisión? ¿Somos así los latinoamericanos? ¿O es la lectura que sobre nosotros produce un discurso mayoritario que nos condena a ser “inferiores”?

 

Esta lectura impuesta por los europeos, fue heredada por los propios criollos, y aún en el día de hoy la podemos escuchar como “verdades”, muchas veces incuestionables, en las conversaciones diarias entre latinoamericanos. Quizás el ejemplo más representativo de la literatura latinoamericana de esta polarización entre “buenos y correctos” (los europeos) versus los “malos e incorrectos” (los pueblos originarios y los gauchos), fue el libro de Domingo Faustino Sarmiento, “Facundo: Civilización y Barbarie. Sarmiento pensaba que el gran problema de la Argentina era el dilema entre la civilización y la barbarie. Como muchos pensadores de su época, entendía que la civilización se identificaba con la ciudad, con lo urbano, lo que estaba en contacto con lo europeo, o sea lo que para ellos era el progreso. La barbarie, por el contrario, era el campo, lo rural, el atraso, el indio y el gaucho. Este dilema, según Sarmiento, sólo podía resolverse con el triunfo de la “civilización” sobre la “barbarie”. Decía en un lenguaje ciertamente bárbaro: “Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes por quienes sentimos sin poderlo remediar, una invencible repugnancia”.

Leer “Sobre lógicas japonesas y latinas“.

En gran medida, hasta el día de hoy seguimos creyendo en América Latina que lo que viene de afuera es definitivamente “mejor”. El “made in xxx” es casi una garantía de calidad. Las publicidades en la TV y los grandes carteles de las calles, muestran a personas no representativas del promedio de los habitantes de los países latinoamericanos, sino más bien con piel bien blanca, cabello rubio, ojos claros, etc. Por otra parte, cuando un latinoamericano obtiene un beneficio personal a costa de la suspicacia, astucia, sagacidad o engaño, se dice en Colombia que tiene “malicia indígena”, o en Argentina “viveza criolla”. Es curioso porque cada vez que se pronuncia esa frase, se le está dando una connotación a un grupo social específico, sin ni siquiera cuestionar qué tan asertivo es. ¿Realmente heredamos esa “malicia” de los indígenas? A través del lenguaje y desde la visión del colonizador, se impuso en el imaginario una asociación negativa hacia lo indígena (o hacia lo criollo), derivando así frases como éstas. Por otra parte, refuerza una supuesta identidad que no corresponde a lo que es.

¿Prototipo? de las familias chilenas según Merkat
¿Prototipo? de las familias chilenas según Merkat

 

Plan Control para unos, Plan Prepago para otros. ¿Segmentación en base a color de piel?
Plan Control para unos, Plan Prepago para otros. ¿Segmentación en base a color de piel?

 

¿Prototipo de las niñas peruanas? (Publicidad de SAGA Falabella en Perú)
¿Prototipo de las niñas peruanas? (Publicidad de SAGA Falabella en Perú)

 

Esta polarización se traslada al ambiente profesional en las organizaciones internacionales, donde la presencia de equipos multiculturales es común. El subestimar sus propias capacidades por el sólo hecho de ser latinoamericanos, plantea un obstáculo adicional a superar. Al mismo tiempo, otorga privilegios no ganados a las contrapartes europeas y estadounidenses. Por el solo hecho de ser “blancos” gozan automáticamente de mayor estatus, mayor credibilidad, mayor disposición a ser escuchados, etc. Sin superar el etnocentrismo reverso en el cual se encuentran sumidos muchos latinoamericanos, nos será muy difícil desempeñarnos en igualdad de condiciones en campo profesional global.

 

¿Qué otros ejemplos de etnocentrismo reverso en América Latina conoces?

 

Marcelo Baudino - 2


Marcelo Baudino
Director de Iceberg Inteligencia Cultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

 

 

 

 

952

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *