Sólo para hombres: Cómo ser un champion de equidad de género (2 de 5)

Con el propósito de lograr que más hombres se sumen en el camino hacia la paridad, quise ejemplificar a través de situaciones reales qué cosas pueden hacer los hombres en su día a día para fomentar la equidad de género. Así que decidí ir en busca de historias reales de hombres que con su accionar son champions de equidad de género. Esta es la segunda historia de una serie de 5 que compartiremos en este espacio. ¡Espero que te contagien!

Felix Daviault-Ford es canadiense, está casado, y tienen junto con su esposa, Annie-Claude Laflamme, 2 hijos y una hija. Uno de sus sueños durante mucho tiempo fue crear su propia cervecería artesanal en Quebec, y de hecho lo hizo. Al ser un emprendimiento, requería mucho trabajo y atención de su parte. Necesitaba estar ahí, tanto en la producción, como para sus clientes. Por esta razón, cuando Annie-Claude le comenta de la posibilidad de aceptar una asignación internacional que le ofrecía su empresa, y que implicaba la mudanza de toda la familia a Colombia durante al menos 2 años, Felix se vio inmerso en todo un dilema. A continuación, presentamos en sus palabras, cómo Felix y Annie Claude acordaron afrontar esta situación:

Mi esposa trabaja como gerente de proyectos en Canadá. Cuando su jefe le ofreció la oportunidad de mudarse a Colombia para manejar un proyecto allá, fue todo un choque.  Discutimos del tema, y yo tomé la decisión de apoyarla en este proyecto profesional y familiar. Yo decidí renunciar a mi empleo en Canadá y buscar el apoyo de mis socios en la cervecería, para mudarnos todos a Colombia con nuestros tres hijos. Lo hice porque yo pensé que esa sería una experiencia única, y que le iba a dar a mi esposa un conocimiento y unas competencias excepcionales que le ayudarían mucho en el desarrollo de su carrera.  Al mismo tiempo, era una oportunidad fantástica para nuestros hijos el poder conocer otra cultura y aprender un nuevo idioma.

Una vez en Colombia, yo me encargué de todo lo que tenía que ver con la vida familiar en casa, asegurándome de que mi esposa tuviera todo el tiempo y el espacio para enfocarse en el tema laboral. Yo preparaba lonchera, ayudaba con las tareas, manejaba el calendario familiar (cumpleaños de amigos, citas al médico, clases de futbol, etc. etc.). Una situación que me dio mucha gracia, fue cuando me di cuenta de que los grupos WhatsApp de los padres y madres en el colegio, se llamaban “chat de mamas”. De hecho, yo era el único papá en el chat.

Ahora de regreso en Canadá, volvimos a un equilibrio donde mi esposa y yo recuperamos nuestras actividades laborales, y compartimos las tareas familiares de manera equitativa. Mi esposa obtuvo una promoción y está muy bien feliz en su nueva posición. Y yo estoy muy feliz de haberla apoyado en su carrera en el momento que justo lo necesitaba.

Durante su estadía en Colombia, Felix recibía muchas sugerencias acerca de contratar una empleada, ya que él no tenía por qué encargarse de las tareas domésticas. Especialmente otros hombres le comentaban que hacer el aseo o preparar la comida era algo que no debería hacer. A lo que Felix les respondía que, si la situación fuera al revés, es decir, si él fuera el expatriado, ella hubiera hecho exactamente lo mismo, así que era lo mínimo que podía hacer.

Felix Daviault-Ford es un champion de equidad de género.

Felix tuvo claro que la realización profesional de ambos en la pareja era algo que no se podía negociar. Por más que se encontraba en un momento crítico con su emprendimiento, permaneció abierto a escuchar, a negociar, y a ir en la búsqueda de soluciones que les permitieran a ambos alcanzar sus objetivos y hacer lo que les apasiona. De hecho, durante su estadía en Colombia creó cervezas artesanales para reconocidas marcas en el país.

Felix tiene claro que para que ambos en la pareja puedan desarrollarse y realizarse profesionalmente, las tareas domésticas y de cuidado, deben equilibrarse o reasignarse para apoyar las prioridades que en conjunto acuerden.

Con sus acciones cotidianas, Felix tuvo un impacto positivo no sólo en su familia, sino también dentro de su círculo social en Colombia. Pues ante cualquier comentario de desaprobación sobre su rol, siempre dejaba claro que su esposa tenía tanto derecho a crecer profesionalmente como él, y que el hecho de que él se ocupara de las tareas domésticas y de cuidado, no era solo normal, sino esperable dada la situación.

Adicionalmente, así como las mujeres buscan abrirse espacios tradicionalmente ocupados por hombres, Felix buscaba en Colombia abrirse espacios tradicionalmente “asignados socialmente” a las mujeres, como es el caso del “chat de mamás”. Este tipo de comportamientos sin duda contribuye a romper con los estereotipos de género y la concepción de que ciertas tareas corresponden solo a los hombres o a las mujeres.

Felix sin duda deja un aporte muy significativo a las próximas generaciones, pues sus dos hijos y su hija, en su proceso de crecimiento, están incorporando que cuando sean grandes, los tres tendrán derecho a iguales oportunidades de desarrollo profesional, sin importar que sean hombres o mujeres. Y que los responsables de las tareas domésticas son quienes viven en la casa, sean hombres o mujeres. Sin duda, los compañeros y compañeras del colegio de sus hijos e hija, también tuvieron la oportunidad de ver otras configuraciones posibles en las actividades que implicaban la presencia de padres y madres.

¿Te animas a ser un champion de equidad de género poniendo en práctica algunas de estas acciones en tu día a día?

No te pierdas la continuación de esta serie con la experiencia de otro champion de equidad de género. Y si tienes una experiencia para compartir, ¡escríbenos y ampliamos la serie!

 

Conoce las demás historias de esta serie:

Isidro Reyes: Todo lo que se puede hacer para impulsar la paridad de género en las organizaciones Clic aquí.

Luis F. Toro Dupouy: Como generar mayor equidad de género en el cuerpo docente de las escuelas de negocios Clic aquí

 

Sobre la autora:

round ShirleyShirley Saenz
Intercultural Trainer en Iceberg Cultural Intelligence. Viajera y emprendedora con alma multicultural. Comprometida por una mejor comunicación entre personas de diferentes culturas.

316

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *