¿Un automóvil auto-conducido con conciencia cultural?

Un automóvil a toda velocidad y a fuera de control por la carretera está a punto de golpear (y matar) a cinco personas. Tú tienes acceso a una palanca que podría cambiar el auto a un carril diferente, donde otro individuo correría la suerte de la muerte prematura. ¿Deberías tirar de la palanca y terminar con una vida para salvar a cinco?

 

Este experimento, llamado “la máquina moral”, fue diseñado en el 2014 por el MIT Media Lab con el objetivo de conocer algunas perspectivas de las prioridades éticas colectivas en diferentes culturas. El experimento presentaba a los participantes varias combinaciones, tales como salvar a un humano por encima de una mascota, a los pasajeros por encima de los peatones, a más vidas por menos, a las mujeres por encima de los hombres, a los jóvenes por encima de las personas de mayor edad, a personas sanas por encima de enfermas, a personas de clase alta por encima de clase baja, etc. Cuatro años después, y gracias a que se hizo viral, millones de personas de 233 países y territorios participaron del experimento, convirtiéndolo en uno de los estudios más importantes sobre las preferencias morales a nivel global. El análisis de los datos revela la variabilidad de las decisiones éticas dependiendo de la cultura, economía y ubicación geográfica. ¡Veamos algunas conclusiones!

 

Adultos vs jóvenes

Aquellas sociedades que asignan un mayor valor a las jerarquías y respeto a los mayores, como China o Corea del Sur, decidieron salvar a una persona adulta por encima de un joven.

 

Más cerca de 1, mayor énfasis en salvar a los jóvenes. Más cerca de -1, mayor énfasis en salvar a los adultos. 0 es el promedio global.

 

Más por menos vidas

Un hecho curioso es que la cantidad de personas en peligro de muerte no siempre fue un factor determinante en la decisión de a quién salvar. Los resultados mostraron que los participantes de culturas con foco en lo individual, como el Reino Unido y USA, pusieron un mayor énfasis en salvar mayor cantidad de vidas, tal vez, de acuerdo al autor, debido al valor de cada individuo.

 

Más cerca de 1, mayor énfasis en salvar más vidas. Más cerca de -1, menor énfasis en salvar más vidas. 0 es el promedio global.

 

Inequidad social

Por otro lado, los participantes de países más pobres y con instituciones más débiles, son más tolerantes con los peatones imprudentes. Y los participantes de países con un alto nivel de desigualdad económica muestran mayores brechas entre el tratamiento a las personas con estatus social alto y bajo.

 

Ahora bien, imagina que te encuentras programando a un coche auto-conducido y necesitas tomar una decisión al respecto, ¿cómo lo programarías? ¿Cambiarías la programación dependiendo de la perspectiva ética del país y de la cultura donde este auto vaya a funcionar? El estudio tiene implicaciones interesantes para los países que actualmente se encuentran probando autos de conducción automática, ya que éstas preferencias podrían jugar un papel en la configuración del diseño y la regulación de dichos vehículos. Los fabricantes de automóviles pueden encontrar, por ejemplo, que los consumidores chinos estarían más predispuestos a subirse a un auto que proteja a sus pasajeros por encima de a los peatones.

 

Los seres humanos no tomamos estas decisiones de manera consciente. Por esto es difícil diseñar los sistemas éticos relevantes a medida que un automóvil auto-manejado se desvía de la carretera. Lo que sí está claro es que las computadoras podrían reaccionar más rápido que nosotros. Los resultados, dijo el autor del estudio, deben ser utilizados por la industria y el gobierno como una base para comprender cómo reaccionaría el público ante la ética de diferentes decisiones de diseño y políticas.

 

¿Qué opinas de estos dilemas éticos en el diseño de automóviles de conducción automática? ¿Deberían adaptarse a las preferencias culturales de cada país?

 

Marcelo Baudino

Por Marcelo Baudino
Director de Iceberg Inteligencia Cultural
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/marcelobaudino

171

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *