Los desafíos que pueden enfrentar tus hijos en el proceso de expatriación

Con frecuencia solemos escuchar que ante cualquier cambio, por lo general, los niños se adaptan más fácil. Y si bien esto aplica para el caso de asignaciones internacionales, también es cierto que los niños y niñas enfrentan algunos desafíos concretos, y que en algunos casos depende de la edad que tienen. En líneas generales, los chicos menores a 4 o 5 años de edad por lo general viven más fácil la transición. Hasta ese momento su vida gira en torno a los padres. Lo fundamental es entonces que los padres estén dando lo mejor de sí para que eviten transmitirles emociones como el miedo a lo desconocido, estrés o ansiedad. En contraste, en los años de la adolescencia, los desafíos tienen que ver con el tener que dejar amigos atrás o forjar su propia identidad. A continuación te presentamos 4 desafíos concretos que normalmente enfrentan las infancias en procesos de expatriación, junto con algunos consejos para que puedas anticiparte en la gestión de los mismos:

También puede interesarte: 5 consejos para acompañar a tus hijos durante una expatriación

 

1.   Dificultad para las tareas lógicas, concentración y toma de decisiones

Los chicos tienen que cambiar la forma en la que piensan sobre su nuevo entorno y crear nuevas estructuras mentales. Esto les requerirá un esfuerzo adicional, especialmente en lo relacionado con la concentración, la lógica y la toma de decisiones. A raíz de esto es posible que tenga dificultades en el aula, ya que su cerebro está lo suficientemente ocupado con el proceso de cambio. Esto puede ser frustrante y agotador, lo que puede influir en su regulación emocional.

¿Cómo gestionarlo?

  • Generar momentos de confianza y conversación para que los chicos puedan expresar sus emociones será de mucha importancia.
  • Es importante además que tengan momentos de desconexión y deporte para que puedan liberar el estrés.
  • Brindar el apoyo que sea necesario para sus tareas escolares.
  • Por último, es muy importante ajustar nuestras expectativas (como padres) y evitar presiones adicionales para que sean los mejores o tengan resultados sobresalientes en el colegio. Padres exigentes que suelen obtener altos estándares y resultados, a veces suelen trasladar esto a los chicos, así que es bueno monitorear el nivel de exigencia.

 

2.   Dificultad para definir su identidad (adolescentes)

La identidad cultural de la persona se va formando desde una temprana edad y a partir del contexto que le rodea. Especialmente en el momento de la adolescencia, es difícil definir “quien soy”, si suele cambiar el “donde estoy” o “con quién estoy”. Los chicos tienen que estar definiendo y redefiniendo quienes son en función de las relaciones que van construyendo con las personas y con su entorno.

Por otro lado, mientras que por la naturaleza de la vida de expatriados desarrolla en los chicos las habilidades de desarrollar amistades rápidas y de corto plazo, les puede costar más mantener amistades y relaciones de largo plazo.

¿Cómo gestionarlo?

  • Fomentar una cultura fuerte de la familia con idioma, lenguaje, tradiciones, rituales y costumbres claras. Estas pueden incorporar tradiciones de otros países en los que hayan vivido y que hayan sido significativas para los chicos o para la familia. Crear una identidad multicultural en la familia.
  • Ayudar a los chicos a mantener sus relaciones con amiguitos y familiares en otros países. Seleccionar las relaciones más importantes, evaluarlas cada tanto para ver si siguen siendo relevantes, e invertir tiempo y energía en su desarrollo.
  • Los padres deben modelar la creación de nuevas relaciones y el mantenimiento de las relaciones importantes.

 

3.   Mostrarse frustrados por tener que dejar sus amigos y colegio atrás

Los chicos necesitan que sus padres estén más presentes durante el momento de cambio y durante sus primeros meses en el nuevo país.

¿Cómo gestionarlo?

  • Su resiliencia se basará en la resiliencia que muestren los padres.
  • Es muy importante conectarse desde la verdadera empatía. Más allá de que luego de un tiempo tendrán de nuevo muchos amigos y estarán bien, sus sentimientos de pérdida son en el ahora, en el presente. Evitar minimizar o ignorar sus preocupaciones con frases como “vas a estar bien, ya tendrás nuevos amigos”.
  • Mantenerse atentos a síntomas físicos de salud, emocionales y psicológicos. Prestarle la atención debida.

4.   Muestras de rechazo y desinterés hacia el colegio o hacia probar cosas nuevas.

Estos comportamientos y los cambios repentinos de hábitos o de gustos en los chicos pueden ser reflejos de shock cultural.

¿Cómo gestionarlo?

  • Lo más importante, es mostrarse verdaderamente empático y tener el deseo de entender, validar y normalizar todas las emociones.
  • Por otro lado, es importante no forzar a los chicos demasiado. ¿Es importante que salgan de su zona de confort? Sí. Pero no tanto como para que pasen a una zona de pánico, allí se bloquean y el choque cultural se profundiza. En este último caso el foco principal debe estar en regular sus emociones antes que presionar para que hagan algo. Hablar y trabajar con los profesores en el colegio cuando se crea necesario.
  • Fomentar la humildad cultural. En lugar de enfocarse a que adquieran conocimiento sobre la nueva cultura, lo mejor es fomentar una mente abierta, inquisitiva y de aprendizaje permanente para todas las cosas culturalmente diversas. No tienen que adoptar otra cultura. Se trata de experimentar otras culturas, experimentar comunicarse e interactuar de maneras distintas.

Artículo sugerido: ¿Estás listo para negociar una expatriación con tus hijos?

 

¿Cuál crees que es al desafío más importante a gestionar? ¡Comparte tu experiencia!

– ¡Conoce nuestros programas para la Integración Cultural de Expatriados! –

 

Sobre la autora:

round Shirley

Shirley Saenz

Consultora y facilitadora experta en interculturalidad, diversidad e inclusión a nivel organizacional en América Latina. Expert Panelist de los Global Diversity and Inclusion Benchmarks (GDIB). Profesora de Cross-Cultural Management en el MBA del Online Business School (OBS) y la Universitat de Barcelona. Co-fundadora de SIETAR Argentina (Society for Intercultural Education, Training and Research). Socia y directora de Iceberg Cultures of Inclusion.

51

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *